Hallan tres cuerpos calcinados en Tonalá

miércoles, 4 de marzo de 2015
GUADALAJARA, Jal., (proceso.com.mx).- La Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGE) confirmó el hallazgo de tres cuerpos calcinados. Los cadáveres fueron asegurados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses en un lote baldío de la colonia Santa Paula, en Tonalá, la mañana del pasado martes. El hecho ocurrió en el cruce de la calle Álvaro Obregón y Arroyo de en Medio, junto al fraccionamiento Hacienda Real, en la parte sur de ese municipio alfarero. Según las autoridades, las víctimas son dos hombres y una mujer de quien se desconoce sus identidades. La autopsia practicada a los cadáveres por parte del Servicio Médico Forense (Semefo) confirmó que registran huellas de tortura y contusión difusa de cráneo. Hasta el momento se desconoce la identidad de los fallecidos y sólo se pudo especificar por parte de las autoridades estatales que una de las víctimas representaba una edad superior a los 30 años. Sobre los asesinos no se tiene ningún tipo de pista, ni tampoco de los motivos para ese triple homicidio ocurrido en la zona metropolitana. En otro hecho, y en medio de una balacera en el municipio de Santa María de los Ángeles, en los límites de Jalisco y Zacatecas, un hombre identificado como Hipólito González Delgado murió al sufrir varios impactos de bala. Según algunos testigos, fue asesinado por varios sujetos desconocidos, en un hecho ocurrido en la población de la Hiedrita, cerca de una brecha que conduce al estado Zacatecas. Los agresores fueron reconocidos como seis individuos que luego de asesinar a su víctima huyeron rumbo hacia el municipio de Villa Guerrero, a bordo de una camioneta de modelo reciente, sin que nadie les pudiera marcar el alto. También durante la tarde del martes un grupo de sujetos armados atentó contra el director de Seguridad Pública de San Julián, Antonio Ramírez Sánchez. El ataque frustrado se registró sobre la carretera San Julián-Arandas, en la zona de Los Altos. Según reportes de autoridades policiacas, sujetos armados que viajaban en una camioneta Chevrolet Silverado y una Toyota Tacoma fueron los responsables de ese atentado, del que finalmente salió ileso el jefe policiaco. Sin embargo, a raíz de ese incidente y con motivo de la intensa movilización policiaca que se desató para tratar de detener a los responsables de ese intento de agresión, dos patrullas chocaron y el accidente dejó un saldo de dos agentes policíacos heridos.

Comentarios