Circo Ringling Bros cancela presentaciones en México por prohibición de uso de animales

viernes, 6 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- El Circo Ringling Bros, uno de los espectáculos de mayor tradición en el mundo, canceló sus presentaciones en México para todo el 2015, debido a la prohibición del uso de animales en las funciones circenses desde el año pasado. De acuerdo con una nota de la agencia internacional The Associated Press (AP), Stephen Payne, portavoz del Circo, informó que aunque la compañía trató de explicar al gobierno mexicano sus estándares de cuidado a los animales y sus actividades de apoyo a asociaciones protectoras, no hubo marcha atrás. Según Payne, un porcentaje de los boletos comprados para las funciones se dona a asociaciones de defensa de animales y conservacionistas. No obstante, dijo, “(las autoridades) han preferido apoyarse en la distorsión generada por los grupos animalistas que en realidad no hacen nada para salvar a las especies en peligro”. La publicación de AP recordó que la prohibición es sólo para los circos. En cambio, añadió, en México son legales las corridas de toros “que terminan con la muerte del animal tras una larga sesión de estocadas con lanzas y espadas”. Detalló que no ha habido ningún debate legislativo sobre su prohibición. Por el contrario, añadió, “los congresos estatales y el congreso federal han prohibido gradualmente desde 2014 los espectáculos de circo con participación de animales”. Desde el 2014 arreció la polémica sobre la prohibición de usar animales en funciones circenses. A la fecha, 12 de las 32 entidades federativas ya aplican la medida. A nivel nacional, la ley entrará en vigor a partir del 8 de julio. Ayer, Armando Cedeño, líder de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo (UNEAC), denunció que tras la prohibición en el Distrito Federal de presentar funciones de circo con animales --promovida por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM)--, un espacio en el municipio de Tizayuca, Hidalgo, se ha convertido en “depósito” de unos 70 camellos, cebras, caballos y tigres de Siberia y de Bengala que sobreviven en condiciones poco favorables. Se trata de un espacio semidesértico de dos hectáreas en el pueblo de Tepojaco, donde los animales “apenas pueden correr y comer un poco de yerba”, aseguró. En ese espacio cohabitan animales propiedad de los circos Chino de Pekín, Hermanos Vázquez, Hermanos Fuentes Gazca, Atayde Hermanos, Jhonny Lam, Unión, Barley y otros que, a punto de la quiebra, los han tenido que llevar a ese sitio. Cedeño lamentó que ese espacio se ha convertido en un “panteón de circos” pues hay carpas abandonadas y unos 60 trabajadores desempleados –entre ellos, los entrenadores– que duermen en campers.

Comentarios