"Existe desinformación: no habrá privatización del agua": Anaya

lunes, 9 de marzo de 2015
HERMOSILLO, Son. (apro).- El coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, afirmó que “no hay privatización y sí desinformación” en relación con la iniciativa de Ley General de Aguas Nacionales promovida por el presidente Enrique Peña Nieto. “El Partido Acción Nacional bajo ninguna circunstancia se prestaría a una iniciativa privatizadora y sí observamos una campaña de desinformación”, señaló. De visita en Sonora para presenciar el arranque de campaña a la gubernatura de Javier Gándara, el líder panista en San Lázaro dijo que con la llamada “Ley Korenfeld” el artículo 27 constitucional se conserva intacto. “El agua sigue siendo de la nación, el Estado mexicano el que otorga concesiones y esto, se conservará así”, subrayó. Sin embargo, en los análisis practicados a esta iniciativa se prevé “suspender o restringir la prestación de los servicios púbicos de agua potable”. Contrario a lo que establece el artículo 4 de la Constitución, publicado el 8 de octubre de 2012 en el Diario Oficial de la Federación: “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho”. No sólo eso: legisladores federales y especialistas coinciden en que esta iniciativa, cuya última versión llegó a la Cámara de Diputados el pasado 11 de febrero, tiene un tufo “privatizador” porque de aprobarse dejaría en desventaja al Estado ante posibles demandas futuras de empresas extranjeras ante tribunales internacionales. Los especialistas advierten un aumento en las tarifas de agua para uso doméstico debido a que en la “Ley Korenfeld” se promueve aún más la participación de la iniciativa privada, misma que “cobraría sus costos de extracción y traslado”. Según la diputada perredista Aleida Alavez Ruiz, desde que la gestión del agua está en manos privadas,  en Puebla las tarifas han aumentado hasta 400%. En Aguascalientes, manifestó, todo el proceso está en manos de la empresa española Aguas de Barcelona, asociada con firmas mexicanas. En el Distrito Federal “partes del proceso” las tiene la empresa Suez. “La tendencia en México es entregar todo a los privados mientras en el mundo se va a la inversa, pues este modelo no funcionó”, puntualizó la legisladora que utilizó como ejemplo Berlín y París, donde luego de 25 años regresó el servicio a los ayuntamientos, pues las empresas no cumplieron con invertir en infraestructura pero sí aumentaron las tarifas.

Comentarios