Migrantes mutilados por 'La Bestia' protestan en el Senado

lunes, 9 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- “Aún tenemos sueños y los perseguimos”, “Nuestros sueños no han muerto”, se leía en las pancartas que portaba un grupo de 18 migrantes hondureños, mutilados de piernas, brazos o de ambas extremidades por el tren conocido como La Bestia, quienes protagonizaron una inesperada y singular protesta a las puertas del Senado de la República para demandar la desaparición del Programa Frontera Sur. Llegaron al mediodía de un lunes donde el Senado luce casi vacío. Pidieron hablar con algún legislador, pero sólo los atendió personal de la Comisión de Asuntos Migratorios, quines indicaron que martes o miércoles “darán respuesta” a sus reclamos. Sin embargo, el personal de seguridad y resguardo de la Cámara alta se puso nervioso y restringió el acceso al Senado, como si los 18 hombres que llegaron en muletas, con prótesis o en sillas de ruedas fueran una amenaza para el gigantesco edificio de Reforma e Insurgentes. “Queremos decirle al gobierno mexicano que dé mejor trato a los migrantes y que apoyen a nuestros hijos porque nosotros, que fuimos cercenados por La Bestia, ya no tenemos oportunidades para pagar nuestros estudios”, exigió Normán Saúl Valera, vocero del grupo de la organización Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis). Valera afirmó que tan sólo en el estado de Tabasco, donde se han concentrado varios migrantes heridos o mutilados por La Bestia, existen 68 personas que quieren llegar aún a Estados Unidos.

Comentarios