Cientos de ciudadanos firman amparo colectivo en defensa de Aristegui

lunes, 13 de abril de 2015
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Cientos de ciudadanos acudieron la mañana y tarde de ayer domingo al Monumento a la Revolución para firmar el amparo colectivo en demanda del restablecimiento del programa Noticias MVS Primera Emisión, conducido por Carmen Aristegui y su equipo. En tres mesas instaladas por colaboradores, amigos y periodistas cercanos a Carmen Aristegui, en un costado del Monumento a la Revolución, se repartieron los amparos. La odisea ese día fue encontrar un sitio dónde sacar los seis juegos de fotocopias para entregarlos. La escritora Denise Dresser, el investigador Aurelio Fernández, el monero Rappé, las jóvenes Adriana Buentello y Ameyalli Motta, entre otros integrantes y amigos de Aristegui, asesoraron a los cientos de ciudadanos, que hicieron fila para sumarse a la demanda colectiva. El escrito, de 24 fojas, plantea en su parte medular que la autoridad responsable es la empresa MVS Radio y otros corresponsables como el presidente de México, el titular de la SCT, de la Secretaría de Gobernación y los integrantes del Instituto Federal de Telecomunicaciones por decidir “de forma unilateral y obligatoria” dejaran de transmitir el programa radiofónico Noticias MVS Primera Emisión. La emisión se suspendió desde el 15 de marzo pasado. Esto constituye una violación a los derechos de audiencias y afectación a “mi derecho humano fundamental de libertad de pensamiento, consistente en la libertad de buscar y recibir informaciones e ideas de toda índole, por el medio de nuestra elección, que reflejen el pluralismo ideológico, político, social y cultural del Estado Mexicano”. El amparo argumenta que la salida de Aristegui y de su equipo constituye un asunto de interés general y no sólo un conflicto “entre privados”. “MVS Radio vulneró mis derechos fundamentales descritos, al eliminar de manera unilateral y obligatoria de su barra informativa el programa radiofónico Noticias MVS Primera Emisión con Carmen Aristegui, programa que con sus contenidos garantizaba de manera eficaz los principios y convencionales tantas veces descritos y por las razones ya expuestas. “Es decir, es inaceptable en una democracia que una concesionaria, so pretexto de ser el titular de la concesión que el Estado le otorgó a cambio de una contraprestación, condicione, censure y controle los contenidos que los usuarios y las audiencias, como destinatario final, en términos del artículo 3, fracción LXXI, de la Ley Federal de Telecomunicaciones, han decidido elegir como el que proporcionaba las informaciones e ideas que reflejan el pluralismo ideológico, político, social y cultural de la Nación”, argumenta el amparo en su parte medular. Los promotores de este amparo colectivo prevén que en los próximos días se complete el proceso de firma de los documentos y se puedan presentar más de 3 mil recursos de ciudadanos del Distrito Federal y otras ciudades del país que reclaman el restablecimiento del programa de Aristegui.

Comentarios