"Levantan" a tres taxistas en Ixtapan de la Sal

lunes, 13 de abril de 2015
TOLUCA, Edomex. (apro).- A pesar de que vecinos reportaron el “levantón” de tres taxistas de la base del centro de salud de Ixtapan de la Sal y de que los rondines de la Policía Federal (PF) y la Comisión de Seguridad Ciudadana se incrementaron desde esta mañana en la zona, José Manzur, secretario general de Gobierno, rechazó que exista una denuncia formal sobre el hecho. “No tenemos ninguna información, estábamos ahorita en reunión (el gabinete de seguridad estatal, el Ejército, la Marina y la PF), no tengo conocimiento de que en la mañana hayamos tenido problema en Ixtapan de la Sal”, afirmó el funcionario estatal. Al ser cuestionado sobre las razones por las cuales, en todo caso, se fortalecieron los rondines de seguridad, Manzur Quiroga admitió la posibilidad de que el operativo se haya fortalecido, pero insistió: “Puede ser que sí (los rondines se hayan reforzado), pero nosotros estamos desde las 9:00 de la mañana en esta reunión, no tenemos teléfonos celulares, ahorita me informo, pero no tenemos conocimiento, lo voy a ver de inmediato”, ofreció. Habitantes de Ixtapan de la Sal, municipio sureño que en octubre de 2014 se vio envuelto en el escándalo tras la detención de su alcalde Ignacio Ávila, así como de su director y subdirector de Seguridad por presuntos vínculos con el crimen organizado, denunciaron que esta madrugada un grupo armado arribó al centro de salud. Aunque los sujetos no realizaron ningún disparo, destruyeron las unidades de alquiler que hacían base a las afueras del nosocomio, de tal manera que todavía por la mañana los trozos de los cristales se encontraban en el suelo; agredieron verbalmente a los taxistas y a golpes se los llevaron. Una de las enfermeras, que solicitó el anonimato por temor a represalias, indicó que hasta el personal de seguridad se resguardó al momento de los hechos al interior del hospital. No obstante, alcanzaron a escuchar fuertes discusiones entre los agresores y los taxistas, y los golpes en contra de las unidades. Rodolfo N., operador de una unidad de alquiler en la región, refirió que en estos momentos ningún taxista está haciendo base fuera del hospital o en zonas como el crucero, por el temor a ser víctimas de una agresión o un ‘levantón’. “No creo que hayan sido taxistas que pelean la base, yo creo fueron los malandrines”, indicó evitando a toda costa mencionar las palabras “crimen organizado” o “narcotráfico”. El centro de salud, asentado sobre la carretera Ixtapan de la Sal-Tonatico, a la altura de la comunidad El Salitre, es resguardado por una unidad de la policía, mientras por las calles de la zona es posible observar la persistente circulación de elementos de todas las corporaciones. Tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, el 20 de octubre pasado el Ejército y la PF tomaron el control de 12 municipios de esa entidad y uno mexiquense: Ixtapan de la Sal, en donde se presumía que la organización Guerreros Unidos mantenía cooptada a la Policía Municipal. El alcalde Ignacio Ávila y el director y subdirector de la Policía Municipal fueron detenidos por imputaciones en esos hechos; Ávila Navarrete fue liberado y regresó a despachar a la presidencia apenas unos días después de su detención, pero hasta el momento no se ha informado de la situación jurídica de sus colaboradores. En la zona, las autoridades reconocen que operan grupos delictivos como Guerreros Unidos y La Familia Michoacana.  

Comentarios