Acusa Navarrete a AMLO de hacer campaña ilegal y adelantada

martes, 14 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, criticó al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, por hacer campaña electoral y mantener, dijo, “arrinconados” a sus candidatos. En rueda de prensa, al referirse a la polémica generada al “destapar” al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, como aspirante presidencial en 2018 bajo las siglas del PRD, señaló: “El PRD no está interesado en adelantar ninguna campaña presidencial. Observo un partido de reciente creación y nos está dando la sorpresa de que en ese partido no hay 300 candidatos a diputados, ni candidatos a la gubernatura en ningún estado, ni candidatos a presidentes municipales, aunque de manera formal los tenga. “Ese partido oculta a sus candidatos, los tiene arrinconados en un lugar oscuro para que nadie los vea, y un solo hombre hace campaña, un solo hombre aparece en sus spots, un solo hombre hace giras, un solo hombre empieza a pelearse con todos, un solo hombre se victimiza, un solo hombre se queja de todo, esa si es una campaña presidencial adelantada, por cierto”, afirmó. No sólo eso, Navarrete también acusó que el tabasqueño ha decidido utilizar la campaña de diputados federales de 2015 para lanzar su tercera campaña presidencial. “Es tan evidente esta campaña adelantada, ilegal, alevosa, con maña política que hoy quién puede negarlo... Va diciendo por todo el país, ‘Voy por la tercera en 2018’. Van a recurrir a la tómbola y sólo tiene un numerito que es él. ¡Sorpresa! Yo salí candidato de Morena@”, ironizó. Navarrete destacó que serán las autoridades electorales quienes deberán decidir qué tan ilegal es esta precampaña, hecha con recursos públicos. “Mucha mafia en el poder, mucha mafia del poder, pero bienvenido el dinero de la mafia del poder para hacer campaña, para sacar spots en la televisión y en la radio", sentenció. Sobre las recientes críticas de López Obrador al PRD, comentó que el exjefe de Gobierno capitalino “es un personaje muy visto, previsible. Andrés, a las primeras dificultades que tiene, se tira al piso. Le encanta tirarse al piso. Ese es su estilo. Yo no sé si Andrés Manuel esté decepcionado, es probable que así sea, porque haya creído que con su sola presencia en el DF se iba a crear una peregrinación de la Virgen de Guadalupe. Que iban a salir con veletas y con fotografías para recibirlo por las calles de la ciudad y, como no ocurre, está decepcionado”, indicó. Luego consideró que López Obrador creyó que el gobierno local le pondría “alfombra roja” a Morena para que transitara por las plazas de la ciudad dando “el único discurso que tiene ese partido, con el único líder que tiene ese partido”. Además, sugirió a Morena que presente a sus candidatos, “o a lo mejor no lo hace porque los puede acusar de ser de la mafia del poder si llegan a la Cámara de Diputados. Son los candidatos ocultos de los diez partidos, él anda pensando que anda en campaña presidencial”. Navarrete también dijo que ve a la gente de Morena muy desesperada, irritada, enojada y agresiva. “Se quejan de todo, señalan a todos, creen que son mejores que todos”. No obstante, acotó, el PRD no trae pleito con Morena y su dirigente, sino que Morena quiere pleito con los perredistas. El presidente nacional del PRD consideró que López Obrador está empeñado en dividir a la izquierda y al país. “Eso es lo que nosotros no haremos. En el caso del PRD tenemos claros nuestros objetivos en 2015: Consolidar al PRD como la principal fuerza de izquierda del país, ganar el mayor número de distritos de mayoría, ganar mayoría de distritos en los estados y ayuntamientos. Colocar una certera crítica a la conducción del gobierno por lo que está sucediendo en el país a menos de tres años de que el gobierno federal esté en funciones”, indicó. Luego enfiló sus críticas al gobierno federal por la inseguridad y el magro crecimiento económico, por lo que no hay razón, advirtió, que los mexicanos le den el voto al PRI en las elecciones del 7 de junio. Además, calificó al gobierno federal como limitado, incapaz de lanzar propuestas para mejorar la economía o la seguridad, pues está debilitado, enfrenta muchos cuestionamientos de la sociedad mexicana por la corrupción que se ha incrementado en casi tres años de administración de Enrique Peña Nieto.