Caravana migrante rompe cerco policiaco y continúa su camino al DF

miércoles, 15 de abril de 2015
OAXACA, Oax. (apro).- Con el apoyo de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), organizaciones de derechos humanos y colectivos de migrantes, el “Viacrucis Fronteras Aliadas” rompió el cerco que establecieron en Ixtepec la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración (INM) y avanza rumbo a la capital del país. El representante del albergue “Hermanos en el Camino”, Alberto Donis Rodríguez, precisó que hubo un momento de crispación  durante el avance de la caravana de migrantes, pues se registraron empujones y golpes hasta que los policías federales cedieron el paso a los activistas y centroamericanos. “Ya estamos pernoctando en Juchitán. Se complicó un poco al pasar por el cerco policiaco que instalaron en El Espinal, pero con el apoyo de organizaciones del Istmo y de la Sección 22, pudimos avanzar y pasar ese cerco ilegal y anticonstitucional”, añadió. El activista agregó que luego de ese obstáculo “ahora estamos en el foro ecológico de Juchitán y seguimos con la misión de llegar a la Ciudad de México. Nadie nos va a detener por mas policías que pongan porque la solidaridad de la gente se está expresando en esta caravana”. Donis Rodríguez resaltó que con esta acción, “el comisionado del INM, Ardelio Vargas Fosado, quedó en ridículo con todo su aparato policiaco porque si nos toca el gobierno va a tener consecuencias graves. Entonces, el gobierno federal está en graves aprietos”. Esta acción, aclaró, “no es un acto de reto, sino de justicia porque el Viacrucis se realiza cada año y no estamos provocando ni generando caos, sólo pedimos que nos dejen pasar”. Por lo pronto, los migrantes contaron con el apoyo de la Sección 22 y de la Asamblea de los Pueblos del Istmo, así como de colectivos como el Movimiento Migrante Mesoamericano, de los sacerdotes Heyman Vázquez Medina y Alejandro Solalinde, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Amnistía Internacional, la Cruz Roja y Brigadas de Paz Internacional. El representante del albergue “Hermanos en el Camino”, detalló que paramédicos de la Cruz Roja atienden a las personas que fueron golpeadas cuando se rompió el cerco policiaco, mientras que personal de la CNDH toma las quejas por lo sucedido. Además, informó que el Albergue “Hermanos en el Camino” presentará una queja contra la Policía Federal ya que su operativo “no fue una revisión migratoria, fue un operativo de represión”.  

Comentarios