Interrogan al Z-42 sobre el crimen de hijo del exgobernador Moreira

jueves, 2 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado 5 de marzo, un día después de que fuerzas federales detuvieron en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, a Óscar Omar Treviño Morales, Z-42, la Procuraduría General de Justicia del estado de Coahuila (PGJ) declaró al exlider de Los Zetas sobre el asesinato de Eduardo Moreira, hijo del exgobernador Humberto Moreira. Así lo confirmó el secretario de Gobierno coahuilense, Víctor Zamora, quien incluso reveló que él mismo se encargó de hacer las gestiones necesarias con la nueva titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez. La funcionaria federal, dijo, no puso ninguna objeción para que personal de la PGJE tomara declaración ministerial a Treviño Morales sobre el crimen del sobrino del gobernador Rubén Moreira perpetrado el 3 de octubre de 2012. Zamora Rodríguez declaró al diario Vanguardia que “personal nuestro estuvo en la PGR, yo hablé con la Procuradora, le pedí su autorización para que nuestra gente estuviera declarándolo porque lo tenemos señalado en varias averiguaciones previas y ella inmediatamente accedió sin ningún problema”. Sin dar mayores detalles, aseguró que los datos que reveló Treviño Morales ayudarán a esclarecer no sólo el asesinato de Moreira, sino también otros crímenes, como el de la masacre de Allende, donde 300 personas habrían sido asesinadas por los Zetas. Treviño Morales también es investigado por su presunta participación en otros eventos, como las masacres de San Fernando en agosto de 2010 y abril de 2011, en las que fueron asesinados 260 migrantes, el ataque al Casino Royale, donde perecieron calcinadas 52 personas, y la matanza en Cadereyta, donde fueron acribilladas 49 personas.

Comentarios