La PGR crea la Unidad de Ética y Derechos Humanos

jueves, 2 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) anunció la creación de la Unidad de Ética y Derechos Humanos en la Procuración de Justicia, la cual contará con dos direcciones generales adjuntas y personal de apoyo suficiente “para el eficaz cumplimiento de su objeto”. La nueva unidad estará adscrita a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, a cargo de Eliana García Lagunas desde el pasado 23 de marzo. Según el acuerdo publicado este jueves en el Diario Oficial de la Federación (DOF), establece que la nueva unidad será la instancia que coordinará “la consolidación de los principios de legalidad, objetividad, eficacia, honradez, profesionalismo y respeto a los derechos humanos que impactarán en todas las unidades administrativas y órganos desconcentrados de la Procuraduría General de la República”. Entre sus facultades están la de coadyuvar en la aplicación y cumplimiento del Código de Conducta de la PGR, así como la de emitir recomendaciones derivadas de su incumplimiento. También proponer en coordinación con las instancias o unidades administrativas competentes la revisión y, en su caso, actualización del Código de Conducta y demás normatividad relativa a los derechos humanos y establecer un mecanismo de comunicación que facilite el cumplimiento de sus funciones. Así como reportar al Órgano Interno de Control en la Institución de las conductas irregulares de los servidores públicos que conozca con motivo de sus funciones, y que puedan constituir responsabilidad administrativa, entre otras funciones. El acuerdo señala que la unidad contará con los recursos humanos, materiales y financieros “que resulten necesarios para su óptima operación y funcionamiento, en términos de la normatividad aplicable y la disponibilidad presupuestaria; se integrará como mínimo por dos Direcciones Generales Adjuntas así como con el personal de apoyo suficiente para el eficaz cumplimiento de su objeto”. El nuevo director será designado y removido “libremente” por la PGR, y entre los requisitos que deberá cumplir están: tener cuando menos 25 años cumplidos, contar con licenciatura o grado académico afín, tener experiencia en las materias de ética y derechos humanos, gozar de buena conducta y no haber sido condenado, mediante sentencia irrevocable, como responsable de un delito doloso. El acuerdo advierte que la inobservancia a lo dispuesto en el acuerdo por parte de los servidores públicos de la PGR, “los hará acreedores a las sanciones que establece la Ley Orgánica” de la dependencia, la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y demás disposiciones aplicables, “sin perjuicio de las responsabilidades administrativas y penales a que hubiere lugar”. El acuerdo entrará en vigor este viernes 3 de abril.