Levantan y ejecutan a médico en la Sierra Tarahumara

lunes, 20 de abril de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Un médico que trabajaba en Baborigame, del municipio chihuahuense de Guadalupe y Calvo, y que desapareció en la carretera de esa región a Parral el viernes 17, fue localizado el sábado en la comunidad de El Ojito, municipio de Ocampo, en el estado de Durango. El doctor Fernando Toledo Fonseca, quien laboraba en su propio consultorio en Baborigame –un lugar histórico de lucha del narcotráfico–, salió el viernes de ese lugar para dirigirse a Parral, localizado a unas seis horas, y de ahí viajaría a la capital de Chihuahua pero ya no llegó. La familia lo esperaba en Chihuahua y, cuando no llegó, lo buscaron por sus propios medios. De acuerdo con medios locales de Parral, testigos que viajaban con él en un camión de pasajeros aseguraron que un comando “levantó” al galeno en la comunidad de El Vergel, del municipio de Balleza, localizado también en la Sierra Tarahumara. Los familiares acudieron al Servicio Médico Forense (Semefo) de Durango, donde identificaron el cuerpo del médico. De acuerdo con el parte de la Fiscalía del Estado de Durango, la víctima ingresó el sábado al anfiteatro –sin ser identificado– con una herida por arma de fuego en la cabeza. El cuerpo, indica la dependencia de Durango, fue localizado el viernes en las inmediaciones de un camino de terracería del poblado La Providencia a El Ojito, del municipio de Ocampo. La media filiación de la víctima, indica la Fiscalía de Durango, es de estatura 1.88 metros, complexión robusta, tez blanca, barba y bigote de candado y vestía pantalón de mezclilla negro. El portavoz de la Fiscalía Zona Sur de Chihuahua, con sede en Parral, Raúl Herrera, informó que ellos no tienen conocimiento del caso, a pesar de que los familiares aseguran que acudieron a interponer el reporte de desaparición.  

Comentarios