Ordena la CNDH acelerar investigación por masacre en Apatzingán

martes, 21 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, ordenó acelerar las investigaciones que realiza el organismo en torno a los hechos ocurridos el pasado 6 de enero en Apatzingán, Michoacán. La instrucción del ombudsman nacional se da luego de que el semanario Proceso, el portal de la periodista Carmen Aristegui y la cadena de noticias Univisión difundieron un reportaje que acredita que policías federales asesinaron a mansalva a civiles desarmados, lo que obligó al gobierno federal a anunciar una investigación sobre si la Policía Federal (PF) cometió asesinatos o violaciones a los derechos humanos contra civiles en Apatzingán. Al participar en una reunión de trabajo a la que fue invitado por los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, González Pérez afirmó que los hechos demandan “una investigación exhaustiva, integral y objetiva, que agote todas y cada una de las líneas de investigación. El mandato constitucional de la CNDH y el compromiso del organismo con la sociedad, subrayó, demandan el esclarecimiento total de estos hechos. “No podemos precipitarnos ni anticipar conclusiones”, dijo, pero “la gravedad de las imputaciones que se formulan demanda que actuemos con toda seriedad y responsabilidad, a efecto de que las conclusiones a las que se llegue estén sólidamente sustentadas en las evidencias y elementos que obran en los expedientes de queja”, señaló el ombudsman. Durante su exposición ante senadores, González Pérez indicó que México requiere leyes con contenidos “técnicamente pertinentes” y actualizados, así como políticas públicas que den vigencia real y utilidad práctica a los derechos fundamentales como herramientas esenciales contra la impunidad. Detrás de cada violación a derechos fundamentales subyacen condiciones, situaciones y prácticas que –más allá del resultado que tengan las investigaciones específicas de cada caso–, demandan ser atendidas para prevenir su repetición, dijo. “La prevención es la mejor protección que tenemos en contra de las violaciones a derechos humanos. Ninguna reparación del daño a las víctimas o castigo a los responsables será equivalente a que el hecho violatorio, simplemente, no se hubiese producido”, subrayó. El ombudsman sostuvo que las prácticas que deben ser erradicadas son: la tortura; ejecución extrajudicial; desaparición forzada; tratos crueles, inhumanos y degradantes; trata de personas; discriminación en todas sus formas, en especial hacia las mujeres. También deben erradicarse las agresiones a periodistas y defensores de derechos humanos; corrupción e impunidad; migración; desatención a los pueblos indígenas; explotación y abuso de niñas, niños y adolescentes; maltrato y exclusión de personas con discapacidad; desatención a las víctimas y la precariedad de los derechos económicos, sociales y culturales, entre otras, dijo. En el encuentro que se llevó a cabo en el marco de la Décimo Sexta Reunión Ordinaria de la Comisión de Derechos Humanos, en la Sala de Protocolos de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, González Pérez  planteó que a través de las Comisiones de Justicia y de Estudios Legislativos Segunda se dé continuidad al trámite de las iniciativas realizadas al respecto, como lo formuló por escrito en días pasados.

Comentarios