La Secretaría de Gobernación considera "insuficiente" disculpa pública a Alondra

viernes, 24 de abril de 2015 · 13:58
MÉXICO, D.F. (apro).- El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, consideró que la disculpa pública a Alondra Luna Núñez, la menor que fue llevada a Estados Unidos por una mujer que decía ser su madre, es un recurso útil pero "insuficiente”. Además de eso, apuntó, “me parece que tenemos que trabajar para reparar el daño que se ha generado". Campa Cifrián, designado la víspera, informó que ya estableció contactó con la familia de la adolescente y que se está trabajando en dos solicitudes: apoyo jurídico y apoyo psicológico. "Estamos trabajando básicamente hoy en dos solicitudes, una es el apoyo jurídico y otra es el apoyo psicológico, establecí ya contacto con el padre de esta niña", señaló en entrevista radiofónica con Enfoque. El excandidato presidencial de Nueva Alianza señaló que ayer vio "muy por encima" la parte del expediente que está en la Subsecretaría, y pareciera –dijo– que hay una serie de equivocaciones y abusos. “Yo ayer vi muy por encima la parte del expediente que tenemos ya en la Subsecretaría, pero sí, efectivamente pareciera que hay una serie de equivocaciones y de abusos que al final le genera un daño y perjuicio a una familia inocente”, apuntó. El pasado jueves 16, agentes de la Interpol y Policía Ministerial Federal arribaron a la telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz, en Guanajuato, y se llevaron por la fuerza a Alondra Luna Núñez, quien a la semana siguiente se reencontró con sus padres después de que le practicaron la prueba de ADN en Houston, Texas. Dorotea García Macedo aseguraba que Alondra Luna era la niña que su expareja había llevado a México en 2007. “Le pedí a Dorotea que me hiciera la prueba de ADN porque yo no iba a estar en paz”, contó Alondra el día de su legada en un salón del hangar del gobierno estatal, en el aeropuerto Internacional de Guanajuato, donde la esperaban sus padres Gustavo Luna y Susana Núñez, y su hermano más pequeño. En Houston, Alondra grabó en video un mensaje para hacerlo llegar a sus padres en Guanajuato. “Me llevaron a hacer un recorrido por Houston… el lunes nos hicimos la prueba. Sólo me dijo que me cuidara mucho si resultaba que no era su hija”, lo cual se confirmó. Cuando ambas supieron el resultado, Dorotea García “me pidió disculpas por lo que había hecho”, relató. Los padres de Alondra informaron que el lunes 20 presentaron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que ya fue admitida, por lo que el organismo revisará el proceder de las autoridades involucradas en este caso, dado que se violaron los derechos humanos de la menor y su familia.