En México no hay estabilidad ni crecimiento económico: López Obrador

sábado, 25 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Andrés Manuel López Obrador desmintió la declaración del presidente Enrique Peña Nieto sobre que las reformas estructurales estén dando resultados a partir de generar inversión y que hay estabilidad económica en México lo cual es imposible, porque no hay crecimiento económico en el país. El excandidato presidencial afirmó que no hay crecimiento económico, según cifras oficiales: en el primer año del gobierno peñista creció 1.1 por ciento y en el segundo año fue de 2.5 por ciento, en total fue de 3.6 por ciento y la media es 1.8 por ciento y la población creció 2 por ciento, es decir “ha habido más crecimiento poblacional que el crecimiento de la economía” y alertó que el peso de está devaluando, es evidente. El presidente del Consejo Nacional de Morena aseguró que Peña Nieto es muy mentiroso, y sugirió a los reporteros que vean un fragmento del discurso del periodista mexicano Jorge Ramos, quien pidió la renuncia del mandatario. “Peña Nieto además de inepto y muy corrupto, esa es la verdad por eso a mí me molesta mucho que cada vez que viene a Tabasco, él o el otro corrupto de (Luis) Videgaray, Arturo (Núñez) le aplaudan y no le digan nada de lo que le quitaron a Tabasco, Peña Nieto, Calderón, Videgaray de las participaciones federales que a Tabasco le corresponden”, dijo. Peña Nieto, prosiguió, es el mandatario que más ha endeudado al país, más que los presidentes Luis Echeverría o José López Portillo, la deuda ha crecido con Peña Nieto un billón 500 mil millones de pesos y no se sabe, porque la mafia protege a Peña, los medios de comunicación están controlados. López Obrador retó a los reporteros a hacer una encuesta a los mexicanos para preguntar si saben que el subsecretario de Desarrollo Social, Ernesto Nemer porta un reloj de 3 millones de pesos, y si la mayoría tiene conocimiento, él se retira de la política, pero sabe que no será así, porque la gente no sabe del tema. Al preguntar los reporteros si ya habló con el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, López Obrador respondió que una cosa es ser amigo y otra cosa es ser achichincle. “Yo no puede permitir de ninguna manera que se firme un convenio en donde se le da atole con el dedo a la gente, quieren engañar a la gente, quieren afectar a la gente, si se firman los convenios para el cobro de la luz se podrán embargar casas”, advirtió. Dijo que se equivocó Arturo Núñez y hay un distanciamiento político pleno, en eso no hay un acuerdo y dejó claro que por encima de todo está el pueblo y lo fundamental para Morena es el pueblo de Tabasco y de México, para eso se lucha.