Sacerdote cuelga la sotana e inicia campaña por alcaldía sonorense

domingo, 26 de abril de 2015
AGUA PRIETA, Son. (proceso.com.mx).- El cura Iván Bernal Zamora inició campaña con miras a obtener la alcaldía de Agua Prieta que se encuentra en manos del llamado clan Terán desde 1997. El candidato de extracción panista organizó un modesto mitin en la colonia Aguas Negras, donde confluyen los desechos biológicos de 80 mil habitantes y viven más de 2 mil familias. “Este es el inicio del cambio, de un nuevo proyecto… gracias a los ciudadanos de a pie que vinieron a este arranque de campaña sin que se les diera a cambio una torta o un Frutsi… Están aquí porque están convencidos de que este es el cambio y quieren luchar por el triunfo”, expresó frente a unos mil simpatizantes. Esta es una nueva historia para Agua Prieta, añadió el sacerdote con licencia, porque esos “caciques” que no quieren dejar la ciudad continúan haciendo promesas. El llamado clan Terán está integrado por el diputado priista con licencia, dos veces alcalde y cuatro veces candidato a la presidencia municipal, Vicente Mijito Terán Uribe; su esposa, la exdiputada y actual alcaldesa de Agua Prieta, Irma Villalobos Rascón; la hija de ambos y actual precandidata del Partido Nueva Alianza (Panal) por el Séptimo Distrito local, Irma Terán Villalobos. También lo conforman yernos, familiares lejanos y operadores políticos que los asisten para sucederse en estos puestos de elección popular desde hace 20 años. “Les aseguro que mis bolsillos no se van a llenar con el dinero del pueblo, todo recurso va ejercerse para el bien del pueblo, en fuentes de empleo y por qué no, en crear un nuevo parque industrial para atraer más inversiones”, subrayó. El cura solicitó licencia al Clero el 31 de mayo pasado para ejercer el “liderazgo social” que lo orilló a ordenarse sacerdote en 2003 y 12 años después, lo motivó a registrarse como candidato para contender en las elecciones del próximo 7 de junio. “Fue una decisión difícil dejar la comodidad para ponerme del lado difícil, del lado de los ciudadanos”, señaló con respecto a su salida del Clero. Y al referirse a las amenazas y presiones que asegura recibe de parte del  clan Terán, pidió: “No me abandonen, no me dejen solo porque día a día me van a ayudar a conformar un equipo de trabajo muy plural”. En este arranque de campaña, el candidato panista por el Séptimo Distrito local, Carlos Fu, ironizó: “El Mijito ya encontró a su padre… No se vale que jueguen con el destino de los aguapretenses, por eso Iván va exorcizar Agua Prieta y sacará al demonio de la ciudad”. No es un delito Por separado, Vicente Terán Uribe fue cuestionado por ese afán de ostentar algún puesto de elección popular, pese a la inconformidad social y las acusaciones legales que enfrenta. “No es un delito perpetuarse en el poder”, sentenció. A Terán Uribe se le adjudica una mansión de 60 millones de pesos, en Los Lagos, una zona de alta plusvalía en Hermosillo, cuatro ranchos y al menos un par de condominios en Estados Unidos. “No puedo decir en cuánto estimo mi riqueza, porque ni yo sé cuánto vale cada cosa. Cuando entré de diputado tenía siete ranchos, ahora tengo cuatro, ninguno lo compré cuando era presidente municipal”, concluyó.

Comentarios