Firman INE y OEA acuerdo para observación electoral

lunes, 27 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) firmaron este lunes un acuerdo de procedimientos para que una misión de visitantes extranjeros examine el proceso electoral del próximo 7 de junio. Durante la ceremonia, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, reconoció que a 40 días de los comicios el proceso avanza pese a las complejidades y obstáculos. “Pretender impedir el desarrollo de los procesos electorales es un fenómeno que el Instituto Nacional Electoral, de la mano de otras instituciones del Estado (…) se está sorteando exitosamente hasta este momento”, destacó. También recordó las observaciones que la OEA hizo tras la elección presidencial de 2012, en especial “la importancia de evitar que la disponibilidad de recursos financieros alterara la equidad de las contiendas”. En ese informe, añadió, alertaban sobre la importancia de reforzar los mecanismos de transparencia y consolidar en la ley los mecanismos de equidad entre los géneros. Y aseguró que esas inquietudes forman parte de las nuevas reglas electorales en el país y están siendo aplicadas por primera vez en este proceso. El consejero presidente resaltó que en algunas zonas del país se ha pretendido obstaculizar el proceso electoral, con la finalidad de obtener solución a problemas estructurales que no corresponden ni al ámbito de la autoridad electoral y que tampoco podrían ser resueltas solamente mediante el ejercicio del sufragio. Por su parte, Laura Chinchilla, jefa de la misión de la OEA en México, destacó que el país “tiene la gran oportunidad de presentarle al mundo una serie de reformas bastante revolucionarias en materia electoral”. La expresidenta de Costa Rica precisó que los objetivos centrales de la misión son monitorear y fiscalizar el proceso electoral con base en los parámetros del sistema interamericano de derechos humanos. Tras ello, agregó, la misión realizará un informe general. “Sobre la marcha estaremos trasladando esto a las autoridades mexicanas y al final estaremos brindando los informes pertinentes para que con ellos se puedan nutrir los ajustes. El tamaño de la misión no lo hemos resuelto. Esta misión de avanzada busca medir las dimensiones del reto que tenemos por delante y será observada por muchas naciones interesadas en el resultado de la misma y por especialistas con una gran solidez que vendrán a verificar la mecánica del voto”. Sobre las entidades donde podría haber riesgos electorales para la misión por cuestiones de inseguridad o conflicto social, Chinchilla destacó que se trata de regiones muy reducidas en comparación con las secciones electorales que tiene todo el país. “De manera que no vemos que se vaya a afectar nuestro trabajo, y por lo demás estamos viendo un trabajo muy importante de organización y de procurar las garantías de manera coordinada entre las autoridades electorales y las autoridades gubernamentales, así que esperamos que no haya problemas, pero lo más importante es que tampoco se vea afectado el ejercicio del sufragio por parte de los ciudadanos”, indicó.