Pagará ISSSTE 1.2 mdp a una joven por negligencia médica

lunes, 6 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).-  El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) indemnizará con un millón 295 mil 200 pesos a una joven de 16 años que malogró su embarazo debido a una inadecuada atención del personal de Urgencias y Gineco-obstetricia del Hospital Dr. Baudelio Villanueva Martínez, en Reynosa, Tamaulipas, en junio de 2013. El pago de esta indemnización deriva de la recomendación 07/2015 que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hacia la dependencia dirigida por Sebastián Lerdo de Tejada. Además de la reparación económica del daño, el organismo autónomo pidió al ISSSTE dar atención médica y psicológica a la mujer para dar seguimiento a su estado de salud y estabilidad emocional, derivado de la pérdida de su hijo. Asimismo, instruyó a revisar los protocolos de atención en los servicios médicos y de urgencias para evitar que se repitan hechos tan lamentables como el que propició dicha recomendación. Este lunes, el ISSSTE informó en un comunicado que una vez que se integró el expediente CNDH/5/2013/4702/Q sobre el caso, se sometió ante el Comité de Quejas Médicas del Instituto, donde fue resuelto como procedente, por deficiencia médica y administrativa. Entonces se aprobó el pago de la indemnización por un millón 295 mil 200 pesos. Agregó que, mediante oficio de fecha 31 de octubre del 2014, se dio intervención del caso al Órgano Interno de Control en el Instituto, para que en el ámbito de su competencia determinara la probable responsabilidad administrativa de servidores públicos. La dependencia federal añadió que el 11 de noviembre de 2014, el director general adjunto de Educación y Formación en Derechos Humanos de la CNDH informó que en atención a la solicitud de apoyo para la realización de un Programa Integral de Actualización y Sensibilización en Materia de Derechos Humanos, se designó personal para la capacitación de los servidores públicos de la Clínica Hospital Dr. Baudelio Villanueva Martínez, en Reynosa, Tamaulipas. Negligencia Ayer, la CNDH dio a conocer el caso de la joven que tenía 40 semanas de gestación. El 1 de junio de 2013, acudió al mencionado hospital porque tenía dolor. La única atención que le dieron fue practicarle exámenes de sangre y orina. Luego, la dieron de alta. Así ocurrió los siguientes tres días; la regresaban a su casa y sólo le decían que si presentaba contracciones o dolores de parto, volviera de inmediato. El 4 de junio retornó al hospital. Cuando otro médico la revisó, le dijo que la frecuencia cardiaca del bebé era muy débil; sin embargo, no la internaron porque el cuadro que presentaba “era normal”. Tres días después, el 7 de junio a las 22:30 horas, regresó al nosocomio pues los dolores eran más intensos, aún así, la hicieron esperar 30 minutos para atenderla. En el área de observación no había ginecólogo, así que un facultativo la revisó y advirtió que el feto no presentaba ritmo cardiaco. Peor, el lugar no tenía el equipo médico necesario, por lo que el médico pidió autorización a un familiar de la mujer para llevarla a un consultorio particular. Ahí le dijeron que su bebé tenía uno a dos días de fallecido. Al regresar al Hospital Dr. Baudelio Villanueva Martínez, a las 02:50 horas del 8 de junio, la pasaron a quirófano para extirparle el feto sin vida. La causa de la muerte fue: disminución de la oxigenación por el bajo nivel de líquido amniótico, falla cardiaca y escasa circulación sanguínea a través del cordón umbilical. El 14 de junio siguiente, familiares de la mujer presentaron queja ante la CNDH, que inició el proceso de investigación y ayer emitió la Recomendación 7/2015.

Comentarios