Cae en Tamaulipas presunto operador financiero del Cártel del Golfo

martes, 7 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Fuerzas federales detuvieron a Emiliano Acevedo Ruiz, probable operador financiero del Cártel del Golfo en el municipio tamaulipeco de Aldama. Un comunicado emitido por la Comisión Nacional de Seguridad  (CNS) señala que la captura de Acevedo Ruiz fue en seguimiento a las líneas de investigación que la semana pasada permitieron la aprehensión de José Sánchez García, jefe regional del grupo criminal. Acevedo Ruiz se encargaba de recibir los pagos producto de las extorsiones de que eran víctimas tanto comerciantes como agricultores y ganaderos tamaulipecos. De acuerdo con el CNS, presumiblemente también cobraba los rescates a cambio de la liberación de víctimas de secuestro, principalmente en Aldama. Con los datos obtenidos en las investigaciones de gabinete y campo, los efectivos federales se trasladaron a la colonia Centro del municipio de Abasolo. Ahí fueron desplegadas vigilancias fijas y móviles que dieron como resultado la ubicación de una persona armada, cuyas características físicas concordaban con las descritas en las pesquisas. Acevedo Ruiz portaba un arma corta cargada con cinco cartuchos y en una maleta llevaba una granada de fragmentación, nueve cajas de municiones para escopeta y 50 envoltorios con una sustancia con las características propias de la cocaína en piedra. Tanto el detenido como lo asegurado fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República (PGR), con el fin de continuar con las indagatorias. Apenas el pasado 3 de abril fue detenido Sánchez García, quien era considerado el líder regional de esta organización y cuyo nombre fue incluido desde enero de este año como objetivo prioritario de la estrategia de seguridad del gobierno federal. Elementos de la Marina y la Policía Federal realizaron la detención en el fraccionamiento Bugambilias en la ciudad de Matamoros. A Sánchez García, de 47 años, se le relacionó con el homicidio de un delegado de seguridad en Aldama, además de un policía federal, así como el secuestro de dos agentes de la PGR. Igual que Acevedo Ruiz, su operador financiero, Sánchez García fue acusado por los delitos de secuestro, cobro de cuotas a empresarios y ganaderos de la región, además de “derecho de piso” a comerciantes. En ese entonces, Monte Alejandro Rubido García, titular de la CNS, explicó que, según las investigaciones, Sánchez García fue reclutado por Mario Armando Ramírez Treviño, y ascendió rápidamente en la estructura criminal por su alto nivel de violencia, que le permitió estar al mando de siete grupos de sicarios. El comisionado detalló que Sánchez García tenía una amplia red de informantes, lo que le permitía conocer los movimientos de las autoridades. Además, “mediante esta estructura, cobraba cuotas a empresarios, ganaderos y productores agrícolas. Los montos los establecía de acuerdo con la venta y oscilaban entre 50 mil y 600 mil pesos”. Adicionalmente a las extorsiones, se le señala por el secuestro de familiares y trabajadores de empresarios de la región, a quienes mantenía cautivos en ranchos de los que se había apoderado también de manera ilícita. Si no recibía los pagos demandados, las personas secuestradas eran asesinadas”.

Comentarios