Alerta Greenpeace sobre derrame petrolero por explosión en Campeche

jueves, 9 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Una foto satelital y las declaraciones de Carlos de Regules Ruíz-Funes, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente (ASEA) ponen en duda la versión de Petróleos Mexicanos (Pemex) de que la explosión de la plataforma petrolera Abkatun Alpha, en la Sonda de Campeche el pasado 1 de abril, no provocó ningún derrame de petróleo. En la foto que tomó el satélite francés Pléiades el pasado 2 de abril a las cuatro de la tarde y que publicó en su página la compañía Airbus Defense & Space –que opera el satélite--, se nota con claridad un brillo largo que sale de la plataforma y se expande en las aguas del Golfo de México. Alrededor de la plataforma se pueden observar los buques de rescate. La imagen se puede observar en la siguiente aquí: Asimismo, en un audio que proporcionó un reportero de Campeche de la agencia de noticias Sien a Greenpeace y que divulgó hoy la organización, el director del ASEA admite la presencia de un derrame de petróleo de cuatro kilómetros de extensión en los primeros días y de “milímetros” de espesor. La grabación fue tomada durante una rápida entrevista con reporteros de Campeche ayer, informó a Apro el director de Comunicación de Greenpeace, Raúl Estrada. “En extensión midió los primeros días hasta cuatro kilómetros, se redujo a la mitad y el día de hoy (miércoles) no notamos presencia de iridiscencias en el agua”, aseveró Ruíz-Funes. Precisó que “se van a seguir haciendo sobrevuelos en la zona para monitorear la presencia potencial de iridiscencia”. Inmediatamente después de la explosión de la plataforma, en la que murieron cuatro trabajadores –uno de Pemex y tres de su contratista Cotemar--, la paraestatal aseveró que el incidente no provocó fuga de petróleo en las aguas del Golfo de México. “En su boletín del 1 de abril, Pemex publicitó como éxito que no hubo derrame”, reiteró Estrada. Sin embargo, desde los primeros días la organización ambientalista exigió a Pemex el permiso de sobrevolar la zona aledaña a la plataforma incendiada para asegurarse que la explosión no provocó una afectación ambiental. El pasado viernes 3 de abril, la organización denunció la “falta de transparencia” de la paraestatal y “los intentos obvios de restar importancia a la magnitud de los daños” ante la negativa de la empresa en darle acceso a la zona siniestrada. En el boletín que publicó ese día, Greenpeace lamentó: “Pemex ha demostrado una y otra vez que no se puede confiar en sus afirmaciones”. Recordó que “como empresa propiedad del Estado y una piedra angular del modelo energético del país, Pemex está obligado a la transparencia, por lo que debe emprenderse una investigación independiente sobre este desastre”.

Comentarios

Otras Noticias