Denuncian amenazas de muerte contra familia que sobrevivió a la "guerra sucia"

jueves, 9 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) y la Fundación Diego Lucero denunciaron amenazas de muerte contra integrantes de la familia Guzmán Cruz, sobreviviente de la “guerra sucia”. Tras el allanamiento de ayer al domicilio de Abdallán Guzmán Cruz en Morelia, Michoacán, las organizaciones exigieron la intervención del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de la procuradora General de la República, Arely Gómez. En una “acción urgente” con copias para el gobernador y el procurador de Michoacán, Salvador Jara Guerrero y José Martín Godoy Castro, respectivamente, el Centro Prodh y la Fundación Diego Lucero precisan que los hechos ocurren un mes después de que presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un documento de observaciones relacionado con el caso de cinco integrantes de la familia que se encuentran desaparecidos. Abdallán Guzmán Cruz relató que alrededor de las 2:10 horas de ayer se despertó al escuchar ruidos en su casa y advirtió que había dos hombres en su cuarto, uno de los cuales le gritó: “no se haga pendejo”, “ya deje de estar molestando” y “ustedes saben que los matan”. Debido a la oscuridad, dijo, no pudo ver si los sujetos estaban armados. Después de proferir las amenazas, apuntó, salieron por la azotea de la casa. En la “acción urgente” se señala que cuando los hombres se fueron, Abdallán y su familia advirtieron que las luces de su domicilio estaban prendidas, cuando habían sido apagadas entre la medianoche y la 1 de la mañana, y que el techo estaba roto. Los invasores, apunta, no se llevaron objetos de valor y sabían que Abdallán estaba en casa porque su vehículo se encontraba estacionado afuera de la vivienda. “Lo anterior demuestra que no se trata de un robo, sino de un acto de otra naturaleza y que encuadra en la serie de antecedentes de allanamientos sufridos por la familia Guzmán Cruz en años recientes”, indica el documento enviado a Osorio y Gómez. Luego de indicar que Abdallán Guzmán Cruz acudió a la Procuraduría General de Justicia de Michoacán para interponer una denuncia penal correspondiente (00785/UATP/MOR/2015), las organizaciones recordaron que en octubre de 2014 aquel viajó a Washington, a la sede de la CIDH, para dar su testimonio en una audiencia temática sobre la guerra sucia. Y los hechos ocurridos la madrugada de ayer se suman a otra serie de incidentes ocurridos durante los años en que han exigido saber sobre el paradero de cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz desaparecidos durante los años setenta, resaltaron. Según el recuento, en 2008 los miembros de la familia “fueron víctimas de vigilancia, hostigamiento y dos cateos ilegales por parte de integrantes del Ejército, hechos a los que precedió un robo a la casa”. En 2012 “se presentó una serie de incidentes de seguridad, culminando en un allanamiento y robo de documentos probatorios, dejando objetos de valor”, hechos ocurridos después de que la familia y sus representantes entregaron documentos a la CIDH. El Centro Prodh y la Fundación Diego Lucero manifestaron su preocupación por “la reiteración del patrón”, y destacaron que a pesar de que se han interpuesto denuncias penales, “las autoridades no han podido esclarecer tales hechos, y por ende, no han evitado la repetición y aumento de tales delitos”. Los afectados exigieron la intervención de Osorio Chong y Gómez González para “el pleno esclarecimiento de los hechos denunciados, el cese de cualquier tipo de hostigamiento a la familia Guzmán Cruz y garantías de seguridad para la familia”.

Comentarios