Osorio Chong, ausente en reporte federal sobre escalada del narcotráfico

viernes, 1 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que el presidente Enrique Peña Nieto encomendó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informar sobre los 39 narcobloqueos que afectaron hoy cuatro estados del país, el funcionario no apareció y fue el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, quien rindió un informe idéntico al del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval. Poco después de las 20:00 horas, y sin la presencia de Osorio Chong, Rubido informó que hoy se inició la Operación Jalisco y eso motivó la reacción de los grupos criminales que provocaron 39 bloqueos, quema de numerosos vehículos, gasolinerías y bancos que se iniciaron esta mañana en el área metropolitana de Guadalajara, Jalisco, y que se extendieron a Michoacán, Guanajuato y Colima. En la Operación Jalisco, explicó, participan elementos de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, así como la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), y se enmarca en las medidas anunciadas por Peña Nieto para reforzar presencia federal en la entidad. “Como reacción a presencia de las fuerzas federales, el grupo delincuencial inició acciones para evitar labores de corporaciones de seguridad”, puntualizó el funcionario, quien expuso que el narco incendió unidades de transporte público y particulares, trastocando la vida cotidiana en varios puntos de la región. El funcionario, miembro del gabinete de seguridad del gobierno de Peña, ratificó que tres militares murieron cuando un grupo criminal derribó con disparos un helicóptero en el que viajaban 18 elementos, 11 de ellos militares, dos policías federales y cinco miembros de la tripulación. Según él, a las siete de la mañana fuerzas federales realizaban reconocimiento aéreo y ubicaron convoy en que presuntamente se trasladaban integrantes de un grupo delictivo, sobre la ruta Casimiro Castillo-Villa Purificación, quienes enseguida abrieron fuego en contra de la aeronave. El funcionario reveló que el impacto en el rotor de cola obligó a que el helicóptero realizara un descenso de emergencia. Ahí fue donde murieron tres soldados, 12 elementos resultaron heridos y tres más no han sido localizados Según el informe de Rubido, se registraron enfrentamientos entre autoridades y presuntos delincuentes con saldo preliminar de tres de éstos fallecidos y otros 19 fueron detenidos en Jalisco. Las acciones del grupo delictivo se extendieron “de manera más aislada” hacia Colima, donde se reportaron siete vehículos incendiados; a Guanajuato, con cuatro vehículos afectados y una sucursal bancaria, así como a Michoacán, con otras cuatro unidades quemadas. El funcionario expuso que, en coordinación con autoridades locales, se han tomado medidas para reforzar la seguridad en las entidades colindantes con Jalisco, y “en todo momento el presidente Enrique Peña Nieto estuvo en comunicación con los gobernadores de Jalisco, Michoacán, Colima y Guanajuato”. Rubido insistió en que el gobierno federal tiene el compromiso con la población de que este grupo delincuencial sea desarticulado y sus miembros neutralizados. El mensaje de Rubido finalizó sin la presencia de Osorio Chong, quien sería el responsable de proporcionar la información sobre esta acción criminal que no tiene antecedente en los dos años y medio de gobierno de Peña. Por la mañana, y cuando proliferaban los bloqueos e incendios de vehículos, bancos y gasolinerías, Peña Nieto declaró en la residencia oficial de Los Pinos que sería Osorio el que informaría al respecto. “"Dejemos que el secretario de Gobernación sea quien emita el comentario a partir del desarrollo de los acontecimientos que ocurren en estos momentos y de la operación para la seguridad del lugar”, dijo Peña en breve entrevista posterior a la conmemoración del Día Internacional del Trabajo. La única aparición pública de Osorio fue un mensaje de Twitter: “Lamento el fallecimiento de los integrantes del Ejército Mexicano, quienes cumpliendo con su deber, perdieron la vida hoy en Jalisco”. A su vez, el gobernador priista de Jalisco, Aristóteles Sandoval, informó por la tarde que en los 39 bloqueos hubo siete muertos, 19 heridos, 17 detenidos y se contabilizaron 11 sucursales de bancos afectadas, cinco gasolineras y 36 vehículos quemados y dos comercios dañados.

Comentarios