Aguilar niega división en la Corte en torno a derechos humanos

lunes, 11 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- A pesar de que las votaciones en temas de derechos humanos demuestran la existencia de dos bloques en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), su presidente, Luis María Aguilar, expresó su molestia en torno a que se hable de una división en el máximo tribunal sobre el tema. El mismo día en que se reunió con el juez presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), Humberto Sierra Porto, el presidente de la SCJN rechazó que los ministros estén divididos en torno a la protección de los derechos humanos de los mexicanos. “Sostener que existe una división en dos grupos de ministros, además de que en mi opinión es absolutamente falso, no es más que intentar hacer un infantil ejercicio o maniqueo, quizá de utilidad mediática, pero alejado totalmente de la verdad”, señaló Aguilar al finalizar la sesión del pleno de ministros, que estuvo antecedida de la reunión con el juez Sierra Porto. “No hay dos grupos más que en la imaginación de a quienes les resulta fácil y útil para la crítica y con ello lograr notoriedad”, añadió. En su molestia, prosiguió aludiendo al premio que la ONU le dio a la Corte en 2013: “Que yo recuerde, ninguno de los reconocimientos que se le han dado a este tribunal constitucional se refiere al método usado por sus miembros para llegar a tomar una resolución, sino que esos reconocimientos se logran por alcanzar el objetivo, que es la protección de los derechos humanos; ni se obtienen por el trabajo individual de alguno o algunos de sus miembros, sino por el trabajo integral de este tribunal”. “No me queda duda de que todos sin excepción, los que estamos en este tribunal constitucional, tenemos la vocación, el propósito como finalidad a nuestra la labor, la protección de los derechos humanos”, añadió Aguilar, cuya elección como presidente de la Corte, apenas en enero pasado, estuvo marcada por la larga votación en la que su opositor fue el ministro Arturo Zaldívar, cuyo programa de trabajo estaba marcado por la defensa de los derechos humanos. Hace apenas tres semanas, luego de varias sesiones de discusión, seis de cinco ministros decidieron mantener el aval constitucional al arraigo, la práctica por la que una persona puede ser detenida por la policía ministerial hasta por 96 horas antes de ser presentada ante una juez. En esa ocasión, el ministro presidente votó con la minoría. En su reunión con el juez presidente de la CoIDH, Aguilar se refirió a la defensa de los derechos humanos en México, pero dijo que también lo hace al interior del propio Poder Judicial de la Federación. Luego señaló que durante los cuatro años de su presidencia, su oficina será directamente la responsable de la Dirección General de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos, de reciente creación.  

Comentarios