Una persona llamó y liberaron a la candidata del PRD en Guerrero

viernes, 15 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Silvia Romero Suárez, la candidata del PRD a una diputación local por el estado de Guerrero que fue plagiada el pasado miércoles 20 y liberada 24 horas después, salvó la vida gracias a una llamada telefónica. “Agradézcale a una persona que intervino por usted”, le dijeron los plagiarios antes de liberarla, junto con las tres personas que la acompañaban cuando se dirigía al municipio de Cutzamala. Según José Antonio Villalobos Romero, hijo de la candidata perredista, los captores nunca le dieron a conocer a su madre la razón del plagio ni tampoco hicieron llamada alguna y, mucho menos, pidieron recompensa. Simplemente, dice, los soltaron, gracias a la llamada de alguien cuya identidad desconocen o no dieron a conocer. “Nada más así dieron la orden de que ya se fueran. Yo lo que pienso es que se dieron cuenta (los delincuentes) de que ya andaban ahí los operativos (de la Policía Federal) y todo eso, y prefirieron liberarlos”, contó el hijo de la candidata perredista al diario local El Sur de Guerrero. En la entrevista, el hijo de la candidata perredista el secuestro de su madre y sus acompañantes -- su asistente Hugo Eduardo Irra Carbajal, su chofer Marcelino Félix Lara Castrejón y el secretario de Elecciones de la dirigencia estatal del PRD, Luis Estephano Cervantes García—, se produjo cuando ya habían pasado Teloloapan. Iban en una camioneta Chevrolet Travers blanca modelo 2015 con placas HCL-4140 de Guerrero, en la que regresaron después de ser liberados. “Un vehículo les dio alcance, los bajaron y se los llevaron por unas brechas y eso es todo”, dijo sin identificar las características del otro vehículo ni a los delincuentes. Cuando la liberaron, llamó a su casa, contó Villalobos Romero: “Sí, ella habló a mi casa, dijo ‘me liberaron, me liberaron y no sé quien habló y solo me dijeron agradézcale a una persona que habló que intervino por usted’, y gracias a eso la pudieron liberar a ella y a otras tres personas que iban en compañía de ella”. También comentó que antes ya le habían advertido que “la situación estaba muy difícil” y que un día antes del plagio tuvo otro incidente en Chilapa. “El día lunes ella viajó a la ciudad de Tlapa y al cruzar por el municipio de Chilapa fue encañonada por aproximadamente cincuenta personas. Se identificó y la dejaron ir, este es un hecho distinto a lo que sucedió” el miércoles, dijo. De acuerdo con el diario, la tarde del jueves pasado, después de una gira proselitista en la cabecera municipal de Buenavista de Cuellar, la candidata del PRD a la gubernatura de Guerrero, Beatriz Mojica Morga, y el dirigente estatal de ese partido, Celestino Cesáreo Guzmán, se reunieron en privado con Romero Suárez en su casa del fraccionamiento Los Naranjos, por el entronque a la comunidad de Tuxpan. Ahí no falta la seguridad. Una barda de cuatro metros de altura con sistema de electricidad y cámaras de seguridad rodean la propiedad de la exsecretaria de Educación de Guerrero y una de las mujeres más cercanas al exgobernador, Ángel Aguirre Rivero. Una hora más tarde Beatriz Mojica salió del fraccionamiento sin hacer mayores declaraciones, solamente dijo omitió hacer declaraciones y se limitó a decir que su anfitriona estaba bien de salud, “la vimos y ella ya está bien”. Villalobos Romero, hijo de la candidata perredista también omitió dar detalles del plagio y liberación de su madre, por razones de seguridad y anunció que durante los siguientes días ella suspenderá sus actividades proselitistas porque se encuentra alterada por lo sucedido. “Gracias a Dios mi mamá ya está aquí, ella ya está bien, está tranquila”, dijo Villalobos Romero y comentó que la candidata perredista tiene algunas lesiones en el cuerpo pero que son producto de caídas que tuvo pues a ella y sus tres acompañantes, “los hicieron caminar en cerros y bajar en barrancas”. La candidata y sus acompañantes reaparecieron en Teloloapan, en los límites de Tierra Caliente, donde agentes de la Policía Federal realizaban un operativo para buscar a la candidata y sus acompañantes pero no fueron ellos quienes los ubicaron. Luego, elementos del Ejército los trasladaron de regreso a Iguala.