Suspende Astudillo campaña tras ejecución de candidato a la alcaldía de Chilapa

sábado, 2 de mayo de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- El candidato a gobernador del PRI, Héctor Astudillo Flores, suspendió sus actividades de proselitismo y acudió al velorio de Ulises Fabián Quiroz, el aspirante a la alcaldía que ayer fue ejecutado por un grupo armado en esta zona de la región Centro colapsado por la narcoviolencia. "Es lamentable lo que ha sucedido pero tenemos que seguir adelante, porque la vida del pueblo tiene que seguir adelante", expresó Astudillo frente al féretro del abanderado priista. Luego, dijo que solicitaron a las autoridades ministeriales que realicen una investigación "ágil pero eficiente" porque "será muy importante saber y conocer qué sucedió", indicó. Astudillo llegó esta tarde a la cabecera de Chilapa acompañado por el dirigente estatal de su partido, Cuauhtémoc Salgado Romero, así como miembros de su equipo de campaña, quienes lamentaron la ejecución del candidato priista. Al respecto, el candidato a gobernador por el PRI consideró que el crimen de Fabián Quiroz ocurre en medio de "acontecimientos que lamentablemente han envuelto a Guerrero, la violencia". El Consejo General del INE en Guerrero también condenó el asesinato y expresó su  preocupación por los hechos violentos que afectan a miembros de los partidos políticos, funcionarios electorales, organizaciones sociales y ciudadanos en la entidad. Enseguida, los consejeros exhortaron a anteponer el respeto a la integridad de las personas y utilizar las vías institucionales establecidas para "solucionar los conflictos de toda índole", incluyendo el tema de la narcoviolencia. Ayer por la tarde un grupo armado interceptó al candidato a la alcaldía de Chilapa, sobre la carretera que conecta el poblado de Atzacoaloya y la cabecera municipal, lo bajaron de su camioneta y lo ejecutaron frente a miembros de su comitiva. El priista regresaba de una gira en los poblados indígenas de Tlalixtahuacán; Zelocotitlán y Zacazonapa, franja considerada como una zona de guerra ante la confrontación que mantienen grupos delictivos por el control de la siembra, producción y trasiego de heroína. Reportes federales refieren que este importante corredor de droga que conecta la región Centro y Montaña, es disputado por Los Rojos, grupo afincado en Chilapa y dirigido por Zenén Nava Sanchez y Los Ardillos, banda liderada por los hermanos del presidente del Congreso estatal, el diputado local perredista, Bernardo Ortega Jiménez y su bastión se encuentra en el poblado de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango. A pesar de que las autoridades de los tres niveles tienen pleno conocimiento de la situación que se vive en esta zona que involucra a delincuentes y políticos, el Ejército y la Policía Federal permite que los grupos en disputa operen impunemente dejando en medio a la sociedad que vive aterrada y secuestrada por la delincuencia. Por su parte, autoridades estatales y políticos del resto de los partidos, se limitaron a emitir comunicados a través de redes sociales y medios tradicionales de comunicación para condenar el crimen, exigir justicia y anunciar la aplicación de todo el rigor de la ley contra los responsables. No obstante, mantienen una actitud omisa e indolente frente a los señalamientos públicos en contra de políticos acusados por sus presuntos nexos con el narco, situación que ha desatado tragedias como la ocurrida hace siete meses en Iguala donde sicarios y policías municipales actuaron en contubernio para masacrar y desaparecer a 43 normalistas de Ayotzinapa. El gobernador sustituto, Rogelio Ortega Martínez, a través de un comunicado, consideró que el crimen es un intento, "que no prosperará" en contra del proceso electoral que se desarrolla en el estado. También anunció que investigará el homicidio de forma pronta y expedita, ello a pesar de que hasta ahora no han esclarecido el asesinato de la candidata perredista a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Aidé Nava González, quien fue privada de su libertad y posteriormente ejecutada y decapitada a principios de marzo.

Comentarios