En marzo el INM deportó a 466 centroamericanos por día

miércoles, 20 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Durante los primeros tres meses del año, las autoridades mexicanas deportaron 39 mil 316 centroamericanos, entre ellos 18 mil 415 guatemaltecos, 13 mil 671 hondureños y 6 mil 875 salvadoreños en tránsito por el país rumbo a Estados Unidos, de acuerdo con las estadísticas actualizadas del Instituto Nacional de Migración (INM). Durante el mismo lapso del año pasado, las autoridades mexicanas deportaron a 21 mil 946 centroamericanos, de los que 6 mil 405 tenían la nacionalidad hondureña, 8 mil 598 eran guatemaltecos y 3 mil 767 salvadoreños. En apenas un año, las autoridades migratorias incrementaron el número de deportaciones de indocumentados centroamericanos en 89%, y llegaron a deportar entre enero y marzo pasados a un equivalente de 437 migrantes por día. Tan sólo durante el mes de marzo, las autoridades deportaron a 14 mil 476 centroamericanos, es decir, consumaron 466 deportaciones por día. Según las cifras del INM, durante el pasado mes de enero las autoridades expulsaron a un promedio de 389 migrantes cada día. En febrero, esta cifra creció a 455 al día, por debajo del promedio de marzo, lo que indica un incremento de las deportaciones en lo que va de 2015. Desde que el gobierno de Enrique Peña Nieto implementó el Programa Frontera Sur en verano pasado, consistente en incrementar el número de retenes en las carreteras, aumentar los operativos en las vías del tren de mercancías conocido como La Bestia, y reubicar estaciones migratorias y policiacas en los estados fronterizos, el número de deportaciones se disparó. Así, entre septiembre y diciembre de 2013 las autoridades expulsaron a 22 mil 445 centroamericanos, en contraste con el mismo periodo del año pasado, cuando deportaron a 40 mil 323 migrantes. A raíz de la puesta en marcha del programa, grupos defensores de migrantes y organizaciones internacionales han denunciado que se incrementaron las violaciones a los derechos humanos de los indocumentados y que el tránsito por México se volvió más peligroso aún, ya que los centroamericanos deben ahora asumir nuevas rutas en las que se encuentran a merced de grupos criminales. En 2012, la administración de Felipe Calderón cerró el último año del sexenio con 77 mil 733 deportaciones. En los primeros tres meses de este año, la actual administración de Peña Nieto ya rebasó la mitad de la cifra calderonista.

Comentarios