Padrés, en la mira de ataques durante el segundo debate en Sonora

miércoles, 20 de mayo de 2015
HERMOSILLO, Son. (apro)- Durante el segundo debate entre candidatos al gobierno de Sonora, organizado por el Instituto Estatal Electoral (IEE), predominaron los ataques a la actual administración panista de Guillermo Padrés, los “audioescándalos” de la candidata priista Claudia Pavlovich Arellano y las supuestas irregularidades cometidas por el exalcalde y candidato panista Javier Gándara Magaña. En esta ocasión el debate tuvo como sede el municipio de Cajeme, un bastión priista, y como ejes temáticos Desarrollo social y empleo; Combate a la corrupción y rendición de cuentas, así como el de Desarrollo económico y finanzas públicas. Los candidatos en algunos rubros se olvidaron de la exposición de propuestas y se entregaron a los señalamientos contra el gobernador Padrés por la construcción de la presa en su rancho-empresa, la condonación de impuestos superior a los 800 millones de pesos y la edificación del acueducto Independencia, proyecto que generó una rivalidad entre las ciudades de Hermosillo y Ciudad Obregón. Además, se señaló reiteradamente el enriquecimiento inexplicable del mandatario sonorense por el que enfrenta dos demandas ante la PGR; la colección de 465 caballos pura sangre y cuartos de milla, y la supuesta intrusión en el actual proceso electoral. A lo largo de dos horas con quince minutos, los candidatos tuvieron derecho a una presentación de bienvenida, exposición de propuestas, réplicas, contrarréplicas y un mensaje final a los electores. Desarrollo económico y finanzas públicas El recién nombrado candidato del Partido Humanista, Héctor Castro Gallegos, inició con un señalamiento al candidato panista, Javier Gándara: “Me quiero aventar un tiro contigo…”. Después propuso atraer la inversión nacional y extranjera; crear una carretera del estado de California a Sonora, y otra de Chihuahua a la entidad. La abanderada del PRI, Claudia Pavlovich Arellano, prometió un gran plan de educación, estancias infantiles para madres trabajadoras y una cruzada por la paz para liberar a la sociedad de las adicciones, bullying y deserción escolar. Además, la priista ofreció impulsar el programa “Gracias Abuela” para personas de la tercera edad y la construcción de un centro de rehabilitación para discapacitados. El aspirante de Morena, Javier Lamarque Cano, lamentó que 37% de sonorenses sólo ganen un salario mínimo, por lo que impulsaría un plan de bienestar social, pensión universal y seguro de desempleo. En su turno, el candidato del PRD, Carlos Navarro López, acusó que a mil 200 sonorenses se les dificulta la sobrevivencia, y en respuesta diseñaría apoyos a mayores de edad, combatir la pobreza e incentivar a “changarreros”. Javier Gándara Magaña, del PAN, dijo que con estrategias gubernamentales eficientes es posible crear 150 mil empleos en un sexenio, o fundar el instituto del emprendedor, becar a universitarios, impulsar la vivienda ecológica, edificar la casa de recreación para jóvenes, generar un mercado popular para personas de bajos ingresos y una mayor inversión gubernamental. Jaime Moreno Berry, del PT, inquirió: “¿Van a meter a la cárcel a los corruptos?, enseguida propuso detonar la industria del turismo, reactivar los aeropuertos de Guaymas y Puerto Peñasco, así como rescatar tiendas populares como Conasupo. El candidato de Encuentro Social, Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, imploró: “Saquen a los panistas del gobierno”, y después resaltó la importancia de acabar con la corrupción para atraer la inversión y la urgencia de fortalecer el desarrollo cultural. Combate a la corrupción y rendición de cuentas En este rubro, Pavlovich Arellano señaló que tres de cuatro sonorenses opinan que en la entidad se tiene un gobierno corrupto; prometió seguimiento a patrimonio de funcionarios estatales, privilegiar la honestidad, transparencia y eficacia, así como crear el sistema estatal de transparencia y encabezar el cambio verdadero en la administración estatal. Lamarque Cano deploró que el presupuesto estatal “se está yendo por el caño de la corrupción”, y dijo que impondría sanción completa a responsables de actos indebidos, además de vigilar el cuerpo colegido de Adquisiciones para acabar con “moches”. Navarro López puntualizó que “el gobernador Padrés necesitaría 84 años del sueldo que ahora tiene para construir su mega-presa”, por lo que planteó la inhabilitación de por vida a corruptos y reactivar la economía. Gándara Magaña ofreció, de ganar en las elecciones, “un gobierno de transparencia, cero tolerancia a la corrupción y al tráfico de influencias”, así como creación de la fiscalía ciudadana electa mediante sorteo. Moreno Berry subrayó que “no habrá borrón y cuenta nueva”, luego recordó que se requiere justicia en el río Sonora, al igual que apuntalar la luchar contra Grupo México y la necesidad de llevar hospitales a todo Sonora. Baldenebro Arredondo sólo propuso que el Instituto Superior de Auditoría y Fiscaliación (ISAF) sea autónomo y no dependa del Congreso local, como ocurre ahora. En tanto, Castro Gallegos fustigó a Pavlovich por el “aumento a la gasolina y el IVA en la frontera”, y de esa manera defendió que deben pagar con cárcel los responsables de actos de corrupción gubernamental. Desarrollo económico y finanzas públicas Finalmente, el candidato de Morena solicitó poner fin “a la nube de guaruras” y reducir los salarios de funcionarios, pues con ello se ahorrarían unos 11 mil millones pesos. El abanderado perredista resaltó la necesidad de un plan de emergencia y austeridad, así como redireccionar los recursos públicos. Del aspirante panista se escuchó decir que invertiría 7 mil millones de pesos en el sur de Sonora, aparte de crear una bolsa de trabajo para discapacitados y universitarios. En tanto, el candidato petista pidió cuidar el medio ambiente. El representante de Encuentro Social lamentó que los “empresarios son un terror como políticos”, y destacó que es posible habilitar puertos sonorenses para recibir barcos de gran calado. La candidata priista acusó que existe un “desastre en el desarrollo en finanzas públicas”, por lo que crearía un gabinete del empleo para que cada dependencia promoviera puestos de trabajo; también diseñaría una financiera estatal para créditos ciudadanos, e impulsaría el modelo ventanilla única para emprendedores.