Refuerzan seguridad en frontera entre Michoacán y Jalisco

domingo, 24 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Luego del enfrentamiento entre efectivos de las fuerzas armadas y presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que dejó 43 muertos el pasado viernes, más de mil elementos federales y militares llegaron a reforzar la vigilancia en los límites entre Michoacán y Jalisco. El enfrentamiento tuvo lugar en el Rancho El Sol, perteneciente al municipio de Ecuandureo. Según un comunicado de prensa, de acuerdo con reportes de la policía municipal de Ecuandureo, la balacera tuvo lugar en el kilómetro 371, sobre la carretera Ecuandureo-Tanhuato. Las tropas realizan patrullajes por tierra y aire en la zona fronteriza de ambas entidades, unida por la carretera Guadalajara-Morelia. En tanto que el rancho Del Sol, donde ocurrió la balacera, permanece resguardado por soldados, Fuerza Ciudadana y Policía Federal. Dichas acciones pretenden evitar un posible ataque por parte del crimen organizado además de ubicar otros ranchos ocupados por la delincuencia. Los habitantes de la región se mantienen en tensión y zozobra. Fuentes de seguridad indican que el rancho Del Sol era utilizado como refugio de integrantes del CJNG, de quienes se sospecha huyeron de Jalisco debido a los operativos realizados en aquel estado por parte de fuerzas federales y estatales. Militares y federales se desplegaron este fin de semana en los municipios michoacanos de Tanhuato, Vista Hermosa, Ecuandureo, Ixtlán y Yurécuaro. En tanto que en Jalisco los efectivos fueron enviados al municipio de La Barca.

Comentarios