Quieren borrarme de la contienda presidencial: Ebrard en Univisión

lunes, 25 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Marcelo Ebrard, exjefe de Gobierno del Distrito Federal, afirmó que la embestida política en su contra no tiene otra finalidad que la de evitar que su nombre aparezca en las boletas de la elección presidencial del 2018. –¿Quiere ser presidente de México?-, le preguntó el periodista Jorge Ramos en entrevista para Univisón. –“Por supuesto. Y a lo mejor decir eso y actuar en consecuencia me ha generado muchas enemistades, pero prefiero decirlo, no estoy acostumbrado a decir eso que es esencial… Es un 2018 anticipado, para que no exista Marcelo Ebrard, presidente de México… que no esté Marcelo Ebrard en la contienda, que no pueda estar en la boleta y no pueda participar. Desde ahora lo quieren resolver”. El exmandatario dio esa entrevista luego de que el pasado viernes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sepultó sus aspiraciones para ser candidato suplente a diputado plurinominal por la cuarta circunscripción, con la bandera del Movimiento Ciudadano. Sobre ese tema, el periodista preguntó si su real deseo es tener “inmunidad política”. El exjefe de Gobierno respondió: “eso es lo que me han estado dice y dice y dice, pero yo creo que el fondo del tema es que no quieren que tenga participación política, porque inmunidad no tienes. Y segundo: si tienen elementos en mi contra, no veo porqué tendrían que esperarse hasta septiembre para ponerlos en práctica”. Ramos preguntó a Ebrard Casaubón sobre la Línea 12 del Metro que lleva más de 14 meses con 11 de sus 20 estaciones cerradas. El entrevistado respondió como otras veces, al decir que la “Línea Dorada” funcionó bien durante los primeros meses y fue recibida sin ninguna observación de la administración de Miguel Ángel Mancera. El entrevistador no soltó el tema. Le preguntó cómo llegaría a la Presidencia de la República con acusaciones de corrupción, fraude, malos manejos, de ser poco leal, de saltar de partidos políticos, de hacer trampa para llegar al Congreso. –Les voy a demostrar que es falso lo que están diciendo, no es la primera vez que me atacan y al final yo siempre confío que lo que es la verdad se vaya imponiendo. –¿Cree que el presidente la trae contra usted? –“El presidente y su equipo”, respondió. Luego le pidió su opinión sobre el gobierno de Enrique Peña Nieto. “Yo lo veo como un desastre. Pasó las 12 reformas que quería. Tuvo el apoyo suficiente para hacer pues prácticamente lo que venía planteando y el país está en un punto de los más difíciles en las últimas décadas en todos los campos. Entonces así lo veo. No creo que eso vaya a cambiar. Sé que el Presidente se enoja cuando digo eso, por supuesto, pero esa es la realidad”. Al hablar de los ingresos del exmandatario local, Jorge Ramos le preguntó cuánto dinero tiene. –Bueno, yo soy un hombre que vive al año con ¿qué quieres? 2.5 millones de pesos, algo así, 3 millones de pesos. –¿Y el dinero de dónde viene ahora?, porque usted dejó el trabajo de la alcaldía en 2012. –Se me va a dificultar ahora la verdad pero bueno. Doy muchas conferencias, procuro dar conferencias… –¿Y gana dinero por las conferencias? –Sí, cobras la conferencia. Me invitan a muchos eventos internacionales. El año pasado estuve en China, me pagaron igualmente creo que 5 ó 6 mil dólares por las pláticas”. –¿Usted no es millonario? –¿Qué es ser millonario? ¿que tengas mucho dinero? –Hablemos en dólares… ¿es millonario en dólares? –No señor. Al regresar al mundo de la política, el periodista cuestionó a Ebrard si no fue un error que en el 2012 permitiera que Andrés Manuel López Obrador fuera el candidato a la Presidencia, en lugar de él. Marcelo Ebrard aseguró: “Actué conforme a mi palabra. Dije ‘hagamos una encuesta’. Él me ganó por cuatro puntos, pude haberla cuestionado pero pensé que era ya era el colmo ¿no?, que yo dijera, propongo una encuesta y luego no me gusta y la desconozco”. Luego le comentó que con la izquierda tan dividida en México jamás ganarán Los Pinos, a lo que el político contestó: “Es lo que siempre he dicho, por eso en 2012 actué para que hubiera unidad y lo volveré a hacer, no en el sentido de no volver a jugar sino en el sentido de siempre anteponer que vayamos en un conjunto. Si vamos separados va a ser un día de campo para el PRI”.