Aspirante del PRD se deslinda de ejecución de oponente priista en Chilapa

martes, 5 de mayo de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El candidato del PRD a la alcaldía de Chilapa, Miguel Cantorán Gatica, urgió a los autoridades federales a que intervengan para frenar la ola de violencia desatada por la confrontación que mantienen dos grupos criminales por la disputa de esta plaza estratégica en la geografía del narco en la entidad. “Yo no puedo decir quién está metido y quién no. Eso es responsabilidad del Estado, pero si están viendo lo que sucede en Chilapa, ¿por qué no intervienen?”, expresó ante el señalamiento de que una de las bandas criminales denominada Los Ardillos es dirigida por la familia del presidente del Congreso estatal, el diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez. El candidato perredista, con el semblante desencajado y en tono nervioso, rechazó estar involucrado en la ejecución de su oponente priista, Ulises Fabián Quiroz, y se puso a disposición de las autoridades ministeriales para que lo investiguen. Al respecto, Celestino Cesáreo Guzmán, dirigente estatal del PRD, dijo que Miguel Cantorán cuenta con todo el respaldo del partido y acusó al PRI de “lucrar y sacar raja política” del crimen del candidato priista asesinado el viernes 1 en las inmediaciones del poblado de Atzacoaloya. Por su parte, Félix Moreno Peralta, vocero de Cantorán, dijo que el narcotráfico ha rebasado a los partidos y que muchos municipios son rehenes de la delincuencia; enseguida, explicó lo que está sucediendo en Chilapa: “Hay dos grupos en pugna. Anteriormente cuando era un solo grupo, Los Rojos, no había mayor problema, pero hoy se disputan el territorio y esto ha generado enfrentamientos y luchas en las regiones, pero esa situación la tiene que investigar el gobierno federal”, expresó el exdirigente del magisterio disidente. Esta mañana, el candidato, su vocero y el dirigente estatal del PRD ofrecieron una conferencia en un restaurante en el centro de esta capital con el propósito de deslindar a Cantorán Gatica del señalamiento plasmado en pintas y mantas que aparecieron en Chilapa, donde se le acusa del crimen de su oponente político, el priista Ulises Fabián. Al respecto, los tres afirmaron que el PRI está detrás de este hecho y señalaron que pretende dar uso electoral al asesinato del abanderado priista. Cantorán consideró que la ejecución de su adversario “no empaña” el proceso electoral; por el contrario, dijo que lo fortalece porque “la gente necesita un cambio en Chilapa”, indicó. También comparó la dramática situación que se vive en Chilapa con la ola de violencia desatada en Jalisco por el crimen organizado y llamó a las autoridades federales a intervenir para revertir los efectos de la narcoviolencia. El candidato a la alcaldía refirió que va a replantear su campaña para no arriesgarse a sufrir un atentado, ya que reconoció que existen territorios completos controlados por la delincuencia. Incluso, admitió que a una semana del arranque de las campañas de los candidatos a las alcaldías, no ha realizado ésta, y justificó su inacción argumentando que ya recorrió las comunidades en la pasada contienda electoral cuando ganó la diputación local. Por su parte, el vocero de Cantorán fue más específico y señaló que en los pueblos de Ayahualulco, Santa Catarina, Jagüey y San Ángel se vive una situación complicada porque los sicarios mantienen retenes donde secuestran o extorsionan impunemente, dijo. Luego insistió en hacer un llamado a las autoridades para que asuman su responsabilidad, al argumentar que la ola de violencia ha escalado de forma alarmante, porque ésta no sólo se enfoca a la zona rural del municipio, sino también en la cabecera, donde ya son comunes las balaceras a plena luz del día, señaló Moreno Peralta.