Culpa AMLO a Mancera por retraso de pensión a adultos mayores

martes, 5 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, responsabilizó al gobierno de Miguel Ángel Mancera por el retraso en la entrega de la pensión para adultos mayores que, por mandato de ley, se debe dar a las personas de la tercera edad. El tabasqueño impulsó este programa cuando fue jefe de Gobierno capitalino, en 2000-2006, y mediante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) lo elevó a rango de ley. Durante su discurso en el acto de campaña de los candidatos a jefes delegacionales en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, y en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, López Obrador contó que varias personas se le acercaron para denunciarle sobre el retraso de este programa que ha durado años. Peor aún, también se enteró de que cuando ha llegado la tarjeta a los domicilios, la persona beneficiada ya murió. “No destinan presupuesto. Hay mucha demora, y eso no debe darse porque por ley tienen que entregar la pensión cuando la persona lo solicita y cumple la edad. Así está en la ley, pero se tardan dos meses, seis meses, un año y esto me lo han venido diciendo que es una práctica muy extensa, que hay mucha lista de espera, que es larga la lista de espera. Entonces hay casos en donde, un caso que me dijeron que cuando entregan una tarjeta, la llevan y ya falleció la persona”, reiteró en entrevista. También señaló que su único interés en este asunto es que no haya rezago en la aplicación de este programa y se siga favoreciendo la política de desarrollo social en la capital del país. El dos veces excandidato presidencial criticó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) que este 5 de mayo cumplió 26 años de creación. “El hecho de que hayan votado por aumentar los impuestos, por que aumentara el precio de las gasolinas, pero si a eso le agregan que votaron por la llamada reforma educativa para perjudicar al magisterio, y si a eso le añaden que los dirigentes se trasladan en helicópteros, ya para qué hablamos”, comentó en alusión al viaje que hizo el presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, el 6 de abril al municipio de Zitácuaro, Michoacán, para estar presente en el arranque de campaña del perredista Silvano Aureoles para gobernador. López Obrador criticó además el nepotismo en el PRD, evidenciado con los candidatos en Gustavo A. Madero, Iztacalco, Tláhuac y Azcapotzalco, que son los cónyuges o familiares de los actuales jefes delegacionales. “El PRD es como el DIF, es el partido de la familia”, sentenció el político tabasqueño en la colonia El Rosario, en Azcapotzalco. “No puede ser, no está bien, porque perdieron ideales, perdieron principios, no luchan por causas justas, no los mueven las convicciones, es la lucha del poder por el poder, es la búsqueda del cargo y de la mejora material”, acusó. Luego resaltó que Morena “crece como espuma” en todo el país, “hecho que no habían tomado en cuenta los potentados, quienes creyeron que sería fácil imponer su política entreguista comprando a dirigentes de otros partidos, como el PRD”. En la plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, de la delegación Cuauhtémoc, López Obrador sostuvo que los próximos gobiernos delegacionales salidos de las filas de Morena deberán atender a fondo del problema de la inseguridad y de la violencia. La solución, dijo, es crear fuentes de trabajo, generar bienestar y atender a los jóvenes. Resaltó el impulso a un programa planteado por Monreal para brindar estudio a los jóvenes de la delegación con el programa “Becarios sí, sicarios no”.  

Comentarios