Jornaleros de San Quintín amagan con boicot económico internacional

martes, 5 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Jornaleros agrícolas de San Quintín, Baja California, anunciaron que este sábado 9 iniciarán un boicot económico internacional en caso de que los gobiernos federal y estatal no atienden sus demandas. En conferencia de prensa, Fidel Sánchez Gabriel y Bonifacio Martínez, voceros de los jornaleros agrícolas, hicieron pública la denuncia de órdenes de aprehensión en contra de cinco de sus compañeros y demandaron la liberación de otros 14, quienes sin pruebas fueron acusados del delito de robo agravado. De igual manera, exigieron a las autoridades un ingreso mínimo por jornal de 200 pesos, la libre sindicalización y la restitución de los derechos laborales plasmados en la Ley Federal del Trabajo. Los inconformes anunciaron que acudirán ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), para demandar un salario digno, la restitución de prestaciones laborales y el reconocimiento de un sindicato ajeno a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) y Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC). El secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Correa Hernández, quien estuvo presente en la conferencia, sostuvo que la Ley Federal del Trabajo y los Derechos Humanos en San Quintín no existen. Tan es así, dijo, que “la exposición diaria a químicos como fertilizantes ha mermado la salud de la población, generándoles cataratas y glaucoma, especialmente en mujeres, así como intoxicación, insolación en agravio de niños y adultos que trabajan sin protección”. A la acción global anunciada por los jornaleros también se sumarán eventos artísticos y giras por Estados Unidos y Europa con el grupo Los de Abajo, para dar a conocer la realidad de San Quintín. A escala nacional realizarán una caravana para integrar más jornaleros al movimiento, y las redes sociales –subrayaron– no se dejarán de lado.

Comentarios