Abundan descalificaciones en debate por alcaldía de Monterrey

miércoles, 6 de mayo de 2015
MONTERREY, N.L. (apro).- El candidato del PRI a la alcaldía de esta capital, Adrián de la Garza Santos, dio de baja a dos “polémicos” integrantes de su planilla, mientras que Ivonne Abigaíl Olmeda Coronado, suplente en el puesto de primera regidora, enfrenta acusaciones de narcomenudeo. Durante el debate de ayer entre los cuatro candidatos punteros para ocupar la presidencia municipal regiomontana, organizado por el periódico El Norte, el aspirante panista Iván Garza Téllez acusó a Olmeda Coronado de vender droga. “Esta (Rosa Ofelia Coronado Flores) es tu primera regidora y su suplente, que es su hija, forman parte de la planilla. Su hija vende droga a través de Facebook, está documentado. ¿Por qué la tienes todavía en tu planilla y qué vas a hacer al respecto?”, lanzó el panista a De la Garza. En respuesta, el exprocurador de Justicia estatal llamó mentiroso a su contrincante y le dijo que “como hombrecito” presentara la respectiva denuncia penal contra la mujer a la que acusó. En redes sociales, los panistas se dieron a la tarea de difundir una imagen de la supuesta cuenta de Facebook de la candidata suplente, en la que aparece el mensaje de una transacción para vender droga. Este miércoles Ivonne Olmeda –cuyo hermano, Alfredo, fue baleado en octubre de 2013 en el interior de su casa, en San Bernabé, por motivos hasta ahora no esclarecidos– acudió a la Procuraduría General de Justicia del estado para presentar una denuncia por difamación en contra de Iván Garza. Luego de señalar que anteriormente elementos de Fuerza Civil y del Ejército catearon su casa, afirmó que su antigua cuenta de Facebook fue hackeada en meses recientes. La aspirante a regidora, Rosa Ofelia Coronado, es la mujer que en marzo de 1995 prestó su casa de la popular colonia San Bernabé al expresidente Carlos Salinas de Gortari para que anunciara su huelga de hambre de dos días, en protesta porque se le señaló de obstaculizar las investigaciones del homicidio del excandidato presidencial priista, Luis Donaldo Colosio, un año antes. Fuera los polémicos El pasado 15 de abril, el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) del estado, Ramón Serna Servín, renunció a su candidatura de regidor después de que se difundió un video antiguo en el que se observa a su hijo Ramón Serna Cisneros extorsionando a un empresario. En su cuenta de Twitter, De la Garza informó ese mismo día: “He recibido la renuncia del Sr. Ramón Serna Servín como candidato a 8vo. Regidor en la planilla que encabezo para el Ayuntamiento de Monterrey”. Añadió: “Acepto su renuncia para no dar lugar a cuestionamiento alguno sobre los integrantes de mi planilla”. Días después el diario El Norte dio a conocer que José Orlando Carpintero, otro de los candidatos a regidor en la planilla de Adrián de la Garza, puso a su nombre tres unidades automotrices que adquirió con las aportaciones de los agremiados del Sindicato de Trabajadores de Salud de Nuevo León, del que es dirigente. Además, dichas unidades las puso a disposición de la candidata a gobernadora del PRI, Ivonne Álvarez. No sólo eso, el mismo medio denunció que Carpintero pedía moches a los trabajadores para renovar los seguros de los coches, y el candidato a la alcaldía emplazó al líder sindical para que explicara las acusaciones. No se supo nada después de esos señalamientos, hasta que el mismo De la Garza Santos reveló en el debate de ayer que Carpintero había sido dado de baja tras la polémica de los coches y los moches.

Comentarios