La CNTE no acepta ultimátum de Segob; mantiene paro y movilizaciones

jueves, 11 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) resolvió continuar con sus movilizaciones para presionar al gobierno a echar abajo la evaluación nacional docente y la reforma educativa. Luego de que la Secretaría de Gobernación (Segob) les pusiera un ultimátum para regresar a clases como condición para reanudar las negociaciones, la CNTE, a través de Rubén Nuñez, líder de la Sección 22 del magisterio disidente, informó: “Nuestra táctica de lucha de movilización, negociación movilización no va a cesar. Por el contrario, hoy tenemos un fortalecimiento en la movilización nacional y de manera sincronizada con los estados en donde tenemos presencia. “La exigencia de la Coordinadora está plasmada en 11 puntos de nuestro pliego petitorio entregado el 1 de mayo y que hasta hoy no ha tenido una respuesta concreta. Por lo tanto, continuamos en nuestra jornada, seguimos manteniendo la exigencia de locución con la subsecretaría de Gobernación”. La resolución de la CNTE se da tres días después de que el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, anunciara la reanudación de la evaluación docente. Ante dicho anuncio y la negativa a derogar la reforma educativa, los maestros disidentes decidieron continuar el paro nacional, seguir con sus manifestaciones en la capital del país y reforzar el plantón que mantienen en el Monumento a la Revolución. “La lucha hoy no termina, la Coordinadora fortalecida se regresa nuevamente a las plazas, a las calles, a manifestarse de manera contundente. Con esto dejamos claro que es una lucha popular, y seguramente la coordinadora estará presente en todas las manifestaciones que a partir de este día se estén realizando”, advirtió Rubén Nuñez. Así lo hicieron este jueves al marchar del Paseo de la Reforma al Ángel de la Independencia y en un intento por mantener el bloqueo en la esquina con avenida Bucareli, fueron replegados por un fuerte operativo de granaderos de la Policía del DF. Refuerzan acciones en Chiapas En Chiapas, maestros de la CNTE que iniciaron hace 11 días un paro de labores y protestas en contra del proceso de evaluación “punitiva”, como lo llaman, dieron a conocer hoy el relanzamiento de su movimiento que, dijeron, será replicado en diversos puntos de la entidad. De entrada, este jueves tomaron media docena de radiodifusoras para dar a conocer la segunda etapa de su movilización. Entre las estaciones que tomaron está la del gubernamental Sistema Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía y la que es propiedad del diputado federal del PRI, Simón Valanci Buzali, la más crítica en contra del movimiento magisterial. Al exigieron la salida de los cuerpos policiacos federales, así como el cese al espionaje, persecución y hostigamiento judicial. Pedro Gómez Bámaca, uno de los líderes y voceros de la CNTE en Chiapas informó que desde la llegada, la semana pasada, de la Gendarmería y la Policía Federal al estado, se incrementó el hostigamiento policiaco y judicial hacia los líderes del movimiento. “Queremos pedirle a la sociedad que nos comprenda, somos conscientes que no podemos afectar los intereses de terceros, pero no nos han dejado otra alternativa, tenemos que salir a las calles, tomar carreteras y exigir que no se nos violente nuestros derechos laborales”, dijo Gómez Bámaca. Tras el engaño del que fueron víctimas por parte de la SEP y la Segob y las declaraciones de que sigue firme el proceso de evaluación como lo marca la reforma educativa, subrayó, los maestros disidentes entrarán a un proceso diferente de acciones de protesta. Ahora, dijo, las manifestaciones ya no se limitarán a la capital del estado, sino que se replicarán en diversas regiones. En la capital permanecen unos 20 mil de los 43 mil maestros sindicalizados de la Sección VII y a ellos se han unido maestros de la Sección 40 y estudiantes de diversas escuelas normales rurales. También exigieron la libertad de maestros y campesinos detenidos el domingo pasado en Ocosingo, Chiapas, a quienes se les acusa de diversos delitos como motín, asonada, atentados contra la paz y la seguridad del estado y otros. En total fueron detenidos 11, pero sólo dos continúan presos. Al respecto, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) afirmó hoy que documentó “graves violaciones” a los derechos humanos: tratos o penas crueles inhumanos o degradantes; privación arbitraria de la libertad y uso excesivo de la Fuerza Pública, cometidas en contra de 11 personas, dos de ellas indígenas tseltales. En el marco de una marcha convocada por maestros de la región VII de laCNTE, en Ocosingo, el Frayba relató que 200 policías municipales realizaron un operativo y con uso excesivo de fuerza detuvieron a cuatro personas que participaban en la movilización social: tres profesores y un estudiante, así como siete personas no vinculadas a la protesta: dos taxistas, un vendedor ambulante y un repartidor de tortillas entre ellos. Incluso capturaron a un campesino que pretendía votar por el PVEM, un ayudante de ferretería y un catequista que se encontraba en un puesto de la kermes organizada por la Parroquia de San Jacinto de Polonia. Las detenciones se dieron en el parque central y en calles aledañas en el centro de Ocosingo. Las personas detenidas recibieron golpes con tubos, toletes, puños, patadas y amenazas de muerte. Durante el mismo operativo los Policías Municipales agredieron a tres mujeres a quienes golpearon y fueron arrastradas por el pavimento. Los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la Comandancia de la Policía Municipal en Ocosingo, donde continuó el hostigamiento. Luego fueron trasladados a un lugar desconocido con los ojos cubiertos, los escoltaba un convoy con 80 policías federales. Cerca de las 14:00 horas los transportaron en helicópteros para presentarles en la Fiscalía de Distrito Selva, que se encuentra en la cabecera municipal de Palenque. Ahí rindieron su declaración el 7 de junio y según denunciaron no fueron asistidos por un abogado, les hicieron firmar hojas en blanco y no les permitieron revisar sus declaraciones diciéndoles “que no había tiempo”. El 08 de junio fueron puestas en libertad cuatro personas y al día siguiente, el 9 de junio, siete fueron consignados ante el Juez Mixto de Primero Instancia del Distrito Judicial de Playas de Catazajá, bajo la Averiguación Previa número 130/SE-18 M1/2015 y detenidas en el Centro Estatal para la Reinserción de Sentenciados No. 17 (CERSS No.17) por los delitos de atentados contra la paz y la integridad corporal y colectividad del Estado y por el delito de motín. Entre el miércoles pasado y este jueves fueron liberados otros cinco y dos continúan presos. El Frayba condenó el uso excesivo de la fuerza pública, exigió la liberación inmediata de las personas arbitrariamente privadas de la libertad y una investigación “seria e imparcial” de las violaciones a sus derechos humanos. Asimismo, pidió reparar los daños de manera integral, iniciando las investigaciones urgentes en contra de los servidores públicos responsables. (Con información de Isaín Mandujano)

Comentarios