México ya superó a EU en captura de migrantes centroamericanos

jueves, 11 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Los datos actualizados de las autoridades migratorias estadunidense confirmaron hoy lo que especialistas y activistas anunciaban desde la puesta en marcha el verano pasado del Plan Frontera Sur: por primera vez, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a un mayor número de indocumentados centroamericanos en tránsito por el país que su similar en Estados Unidos, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). De acuerdo con la Oficina en Washington para América Latina (WOLA, por sus siglas en inglés), entre octubre de 2014 y abril pasado, las autoridades mexicanas detuvieron a 92 mil 889 centroamericanos, lo que representa 22 mil más que los agentes migratorios estadunidenses. Entre octubre de 2013 y abril de 2014, los agentes mexicanos detuvieron a 49 mil 893 centroamericanos indocumentados, mientras sus similares de la frontera norte arrestaron a 162 mil 751 de los migrantes, en su mayoría provenientes de los países que conforman el “Triángulo Norte” de Centroamérica, El Salvador, Honduras y Guatemala. De acuerdo con las cifras del INM, las autoridades mexicanas deportaron a 427 migrantes centroamericanos durante los primeros tres meses del año, lo cual representa un aumento de 89% en comparación con el mismo periodo del 2014. Desde la implementación del Plan Frontera Sur, en julio pasado, las organizaciones de apoyo a los migrantes reiteran los gritos de alarma sobre la tragedia humanitaria que provoca el endurecimiento de la política migratoria. “Le pedimos a México que frene la deportación de migrantes, pues en este proceso decenas de miles de niños y familias vulnerables son devueltos sin tener la opción de buscar protección o un estatuto de refugiado”, abundó Maureen Meyer, especialista en México y en derechos del migrante en WOLA. Ayer, la propia Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación ante las continuadas agresiones que sufren los migrantes centroamericanos en tránsito, así como sus defensores, desde la instauración del Plan. Recordó a México sus obligaciones internacionales en materia de respecto a los derechos humanos y le urgió a investigar de manera efectiva las agresiones perpetradas contra los migrantes y sus defensores, aun cuando los responsables son agentes del Estado. Asimismo, recordó al Estado mexicano que según sus compromisos internacionales, el gobierno debería considerar la detención de migrantes como una excepcionalidad y no aplicarla de manera sistemática. Y reiteró que la detención de menores de edad, así como los actos de deportación colectiva son prácticas prohibidas en los estándares internacionales. El Comité de las Naciones Unidas para los Derechos de la Niñez se alarmó ante las violaciones a los derechos de los niños migrantes, quienes sufren secuestros, homicidios, o explotación por el crimen organizado, mientras que al caer en manos de las autoridades migratorias “son recluidos en centros de detención”, y posteriormente son deportados “sin proceso preliminar para determinar su mejor interés”. Hoy, la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) respaldó los llamados internacionales a garantizar los derechos de los niños migrantes, por lo que urgió al Estado a crear mecanismos de protección efectivos para los menores de edad, particularmente aquellos no acompañados.

Comentarios