Detienen a cuatro policías por homicidio de militante panista

viernes, 12 de junio de 2015
TOLUCA, Edomex., (apro).- Cuatro policías de Villa Victoria fueron detenidos por su presunta responsabilidad en el asesinato, la noche del domingo anterior, de Romualdo Mondragón, a quien el expresidente Felipe Calderón adjudicó filiación panista. En un principio, Calderón denunció en su cuenta de Twitter el asesinato del “candidato Romualdo Mondragón” y dijo que era el candidato de su partido, pero luego rectificó y dijo que se trataba de un militante nada más. Pero la familia de occiso negó que fuera activista del PAN. La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) confirmó la detención de los agentes, quienes están siendo investigados por su probable responsabilidad en los hechos, pero no detalló las condiciones del arresto. La dependencia sólo indicó que los municipales fueron capturados luego de la denuncia formal ante el MP por el delito de homicidio. Los elementos fueron identificados y señalados por los familiares de la víctima como presuntos responsables del crimen. No obstante, la PGJEM tampoco reveló la identidad de los uniformados, quienes quedaron a disposición de las autoridades durante 72 horas para deslindar responsabilidades. La muerte de Mondragón Primero provocó, la noche de las votaciones, el descontento de los ciudadanos, quienes reaccionaron con la quema de dos patrullas y la retención de dos uniformados, quienes más tarde fueron rescatados por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC). El jueves11, familiares de Romualdo Mondragón exigieron justicia y esclarecer su asesinato. La hija de la víctima, Elizabeth Mondragón Santiago, detalló que la familia cenaba cuando alcanzaron a escuchar ruido, producto de la trifulca en la casilla cercana a su casa. No obstante, poco después su papá se fue a dormir cuando entre 20 y 30 policías municipales irrumpieron violentamente en el domicilio y dispararon a quemarropa contra Mondragón Primero. Elizabeth rechazó que su padre estuviera inmerso en política, pues sus actividades consistían en la albañilería y hacía las veces de taxista. Por tanto, refirió, tampoco existe lógica aparente de la agresión de los policías en su contra. “Escuchamos el ruido, la pelea, pero no nos asomamos; mi papá se levantó (de la mesa) y se fue a dormir; después, sin más, entre 20 y 30 policías municipales entraron a la casa sin identificarse, sin razón, simplemente lo mataron en su cama, sin tener nada que ver con el asunto político”, aclaró Elizabeth. No sólo eso, pues los policías municipales también destrozaron la casa de Romualdo y golpearon a la familia.

Comentarios