La CNDH apremia a erradicar explotación infantil

viernes, 12 de junio de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó al gobierno y actores sociales, en particular del sector educativo y productivo, a atender las causas estructurales que contribuyen a la explotación laboral de niños y adolescentes. En ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora este viernes, el organismo señaló que gobierno y sociedad deben impulsar el acceso efectivo y universal a la educación, el apoyo a las familias y la adopción de medidas para promover el progreso económico, “elementos indispensables para erradicar esta vulneración a los derechos humanos”. De hecho, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) centra su atención en la importancia de una educación de calidad como un factor clave en la lucha contra ese flagelo. Según este organismo en el mundo, unos 120 millones de niños y adolescentes entre cinco y 14 años se encuentran en situación de trabajo infantil. La persistencia de este flagelo, afirma la OIT, tiene sus raíces en la pobreza, la falta de trabajo decente para los adultos, la carencia de protección social y la incapacidad para asegurar la asistencia de la niñez a la escuela hasta cumplir la edad mínima legal de admisión al empleo. Por ello la CNDH destacó la necesidad de lograr “la plena efectividad” de los instrumentos internacionales que obligan al Estado mexicano a proteger a niños y adolescentes contra la explotación económica, a partir de la toma de acciones que impidan su ocupación en cualquier actividad peligrosa o que interrumpa su educación, pueda provocar afectaciones a su salud, desarrollo físico, mental, espiritual o social. El organismo saludó que recientemente el Estado mexicano ratificó el Convenio 138 sobre Edad Mínima para Trabajar de la OIT, lo cual es, “sin duda, una acción positiva que contribuye al fortalecimiento de los derechos humanos de que son titulares las niñas, niños y adolescentes en México”, destacó el organismo en un comunicado.

Comentarios