Crece protesta magisterial a pesar de negociaciones en Segob

jueves, 4 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Las negociaciones con la Secretaría de Gobernación (Segob) no atenuaron las movilizaciones y acciones vandálicas del magisterio disidente en los estados donde más fuerza tienen: Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz. Por el contario, los maestros de la CNTE endurecieron su postura y continuaron con la campaña para boicotear los comicios del próximo domingo. En el cuarto día de movilizaciones continuaron con la quema de papelería electoral, los bloqueos carreteros, el saqueo a transportistas, la toma de instalaciones de Pemex y los consecuentes enfrentamientos con las fuerzas federales y estatales y continuarán si no se atiende la totalidad de sus demandas, advirtieron los mentores. En Guerrero, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), ingresaron al Comité Directivo Estatal del PRI, donde realizaron pintas y prendieron fuego a las lonas que se encontraban al interior del auditorio de ese instituto político. Alrededor de las 10:40 horas maestros de la región montaña, rompieron los candados de la reja de ese partido y con zapapicos, abrieron el auditorio, sacaron una enorme manta de más de 10 metros cuadrados y le prendieron fuego. A un costado de la entrada principal quemaron sillas de plástico, papelería y algunos bidones con gasolina. También hicieron pintas en las que se leía: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “Un México sin el PRI y sin elecciones”. Luego emprendieron el camino hacia el Congreso local, prendieron fuego a lonas con propaganda política y gritaron consignas contra la reforma educativa, la celebración de las elecciones del próximo domingo y exigieron la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre pasado. Ahí quemaron propaganda en uno de los accesos del Congreso y un grupo de policías se hizo presente, extinguidores en mano para apagar el fuego. Otro grupo de cetegistas llegó a las instalaciones del edificio Juan N. Álvarez, donde se encuentran las oficinas de recaudación fiscal del estado, intentaron desalojar a los trabajadores y usuarios de servicios que realizaban trámites pero fueron disuadidos por elementos antimotines de la Policía Estatal. En la calle 16 de septiembre se suscitó una gresca entre policías y maestros quienes fueron repelidos con bombas de gas lacrimógeno, lo que causó pánico entre la población. En respuesta, los cetegistas lanzaron piedras contra los uniformados. Los maestros acusaron uso de fuerza excesiva por parte de las fuerzas estatales, pues su jornada sólo es informativa para exigir la anulación de las elecciones y la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Una maestra que acompañaba a los inconformes se desmayó, según testigos, porque los policías la empujaron con sus escudos. Activistas del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) que pretendían sacar papelería electoral de la bodega del INE en Tlapa, fueron replegados por el Ejército y elementos de la Fuerza Estatal que resguardaban el inmueble luego de que el lunes pasado quemaron boletas electorales sustraídas de ahí. Los inconformes querían derribar una malla ciclónica que recubría la bodega del INE alrededor de las 13:00 horas. Se enfrentaron a pedradas y palos contra unos 60 policías antimotines que resguardaban el inmueble. Éstos regresaron cientos de piedras contra los maestros que pretendían llevarse la papelería del distrito electoral federal 5. Tras el enfrentamiento no se reportaron lesionados pero los integrantes del MPG no lograron su cometido. Más tarde maestros de la Ceteg tomaron radios privadas de la capital para pedir a la población que no vote el próximo domingo. Alrededor de las 15:30 horas llegaron a las estaciones de radio que se encuentran en el andador Zapata, en el centro de la ciudad, tomaron los micrófonos y pidieron a la población que se sume a la búsqueda para hallar a los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014. Acusaron al gobernador interino, Rogelio Ortega, de usar la “fuerza represiva” al traer tanquetas y metralletas de alto calibre para militarizar al estado. “No puede salir a votar el día 7 de junio. A los funcionarios de casilla y los consejeros electorales les pedimos que no sean irresponsables y no vayan a las casillas”, pidieron. Los cetegistas también se manifestaron en contra de la reforma educativa, la laboral y la energética, y urgieron a diputados y senadores a no que intenten reactivar la evaluación educativa. En Chiapas, maestros de la CNTE tomaron la mañana de este jueves la planta de almacenamiento y distribución de Petróleos Mexicanos (Pemex) y bloquearon los dos accesos principales a la ciudad para evitar la entrada de pipas con combustible. A la par, cientos de policías estatales cercaron las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) y las del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) para resguardar las instalaciones y a sus trabajadores que en los dos últimos días han sido blanco de las protestas magisteriales. Primero, los maestros de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cerraron las instalaciones de la planta distribuidora de gas y gasolina de Pemex y bloquearon las entradas a la capital de Chiapas sólo a vehículos que intentaran transportar combustible. Desde el pasado martes los maestros se posesionaron de 14 gasolineras de la ciudad, por lo que empresarios del ramo suspendieron la compra de combustible hasta que se les dieran condiciones de seguridad. Los maestros también dijeron que seguirán con el despojo de mercancías a camiones de empresas transnacionales que serán repartidas entre la ciudadanía. Explicaron que mantendrán esas acciones de forma indefinida hasta que se dé respuesta a sus demandas. Y, en caso de que no haya negociación en la Ciudad de México advirtieron que se bloquearán los accesos a vehículos con razón social de dependencias de gobierno federal y estatal y serán incendiados. Si no hay respuesta antes del domingo se trasladarán a los 12 distritos electorales para destruir la papelería electoral. Los maestros piden la abrogación de la Reforma Educativa, por lo que anunciaron que en tanto el gobierno federal no cancele todas las modificaciones en materia laboral, de capacitación y evaluación docente, continuarán con las protestas. Por la tarde, se dirigieron a las oficinas de la sección 40 ubicadas al nororiente de la capital del estado. Del inmueble sacaron mobiliario y equipo de oficina, así como papelería que quemaron afuera del edificio. En la fachada dejaron varias pintas como “ratas” y “traidores”. Además organizaciones sociales provenientes de los municipios de Ocosingo y San Cristóbal de Las Casas llevaron a cabo una marcha en apoyo al paro Indefinido. Las acciones del boicot electoral siguieron en Oaxaca, donde profesores de la Sección 22 de la CNTE replicaron las acciones realizadas en Guerrero: saquearon documentos y papelería de las instalaciones del PRI y les prendieron fuego. A bordo de seis unidades de transporte urbano retenidas por ellos, salieron de las oficinas del magisterio ubicadas sobre Camino Nacional en Santa Lucía del Camino y se trasladaron a la sede estatal del PRI. Algunos de los maestros iban con el rostro cubierto. Al llegar a la sede priista sacaron papelería y la quemaron en el interior de las instalaciones y en la calle. Si a Gabino (Cué) le faltan güevos y (Enrique) Peña Nieto no puede, que renuncie”, vociferó un priista mientras observaba cómo el fuego consumía los archivos, computadoras y material de propaganda política que fueron sustraídos por los maestros del edificio priista. En menos de 20 minutos, las imágenes del presidente Enrique Peña Nieto y del líder nacional del PRI, César Camacho, conjuntamente con la papelería y mobiliario que quedaba en la sede priista se redujo a cenizas. Ante la inminente llegada de los maestros los priistas sacaron los objetos de valor en la madrugada. Con los autobuses retenidos bloquearon ambos sentidos de la carretera federal 190 frente a las oficinas ubicadas en la agencia de Santa Rosa en la ciudad de Oaxaca. Otro grupo de maestros se apersonó en las oficinas del PAN, ubicadas en el municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en la Sierra Sur, donde realizaron pintas en el interior y la fachada del inmueble y también quemaron papelería que extrajeron del interior. La operación se repitió en las sedes del PRD y PVEM. Además continuó la toma de las juntas distritales del INE y de la planta de distribución de Pemex del municipio de Santa María del Tule, que ha propiciado desabasto de gasolina en la ciudad y área conurbada. De hecho el plantón en la planta fue reforzado ante el rumor de que llegarían transportistas y taxistas de la CTM, filial del PRI, para desalojar a los maestros. Sin embargo, Oliver Jiménez Jiménez, secretario de transporte de la CTM, se deslindó de esos rumores. “Anoche se corrió el rumor de que la CTM iba a desalojarlos, venimos a deslindarnos, al contrario, manifestamos que somos respetuosos de este movimiento y no tenemos ninguna intensión como transportistas de generar un enfrentamiento”. “La CTM no milita con la agresión y menos cuando son sindicatos que defienden a sus trabajadores, entonces, no deben de prestarse a ningún tipo de provocación”, dijo. En la región mazateca, particularmente, en Teotitlán de Flores Magón, los maestros tomaron algunas gasolineras, asumieron el control de las bombas de distribución y regalaron el combustible a los que acudieron a la estación de servicio. El cierre de unas 25 gasolineras por falta de combustible ha generado compras de pánico y en algunos lugares se encareció en demasía al cotizarse en 25, 35 y hasta 50 pesos el litro. El vocero de la Sección 22, Mohamed Otaqui Toledo informó que también se realizaron “visitas” a las estaciones de radio para dar a conocer su rechazo a la Reforma Educativa y el boicot a las elecciones. Ante el incremento de las movilizaciones de la CNTE, los siete obispos de la Provincia Eclesiástica de Oaxaca hicieron un llamado urgente al magisterio, a organizaciones y partidos políticos a evitar toda expresión de violencia en las próximas elecciones del 7 de junio porque ese camino solo alienta y prepara respuestas políticas totalitarias. En Veracruz, el vocal ejecutivo de la Junta Distrital 4 del INE en el estado, José Gonzalo Castillo Gameros, denunció el robo de mil 186 boletas electorales en el municipio de Boca del Río. La noche del miércoles, dijo, sujetos desconocidos ingresaron al domicilio de uno de los capacitadores del INE y se llevaron las boletas electorales que serían utilizadas en la casilla 540 básica y 540 contigua 1, el próximo 7 de junio. Castillo Gameros dijo que ya se autorizó la impresión del nuevo material que será entregado en las casillas. “Desde el primer momento se notificó a la Junta Local y esta hizo las gestiones para que se repusiera el material, dijo. ONG exige actuar contra la CNTE Tras cuatro días consecutivos de acciones contra el voto, la Comisión Mexicana de Derechos Humanos A C (CMDH), exigió a las autoridades actuar “de manera inmediata” ante las “provocaciones” de la CNTE que impiden la etapa previa del proceso electoral. En particular pidió que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) investigue y persiga “exoficio” las conductas delictivas que se están cometiendo en flagrancia y las que han sido denunciadas. “Preocupa todo intento de debilitamiento a la institucionalidad electoral, debido a los ataques de estos maestros a las sedes del Instituto Nacional Electoral (INE) con bombas molotov, quema de boletas, robo de documentos y equipos, así como cierres y bloqueos en los estados de Puebla, Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Guerrero”, señaló el organismo civil en un comunicado. Y agregó que en la Ley General en Materia de Delitos Electorales (LGMDE), en el artículo 7° están tipificado: obstaculizar el desarrollo normal del proceso electoral; provocar temor o intimidación en el electorado; interferir en el traslado y entrega de los documentos públicos electorales, así como su destrucción. “Estos actos son mucho más graves cuando además se realiza con violencia y con la utilización de armas”, subrayó la CMDH. La CMDH pidió que se garantice “una jornada electoral segura y pacífica” en todo el país para que los ciudadanos salgan a votar en los próximos comicios del 7 de junio. Además refirió que este viernes firmará un convenio de colaboración con la Fepade para difundir cómo prevenir los delitos electorales y estimular la cultura de la denuncia. (Con información de Ezequiel Flores, Pedro Matías e Isaín Mandujano)

Comentarios