Suman 88 detenidos en Oaxaca por actos violentos

domingo, 7 de junio de 2015
OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) en Oaxaca reconoció que al cierre de la jornada electoral contabilizó 630 incidentes, de los cuales en 352 fue suspendida la elección por robo, destrucción o quema de casillas. Mientras que el gobernador Gabino Cué sólo reconoció 264 casillas sustraídas, destruidas o inhabilitadas en el estado, que representan el 6.3% de las 4 mil 195 casillas instaladas. Para el mandatario la jornada electoral en el estado observó una alta complejidad que fue atendida y superada por la acción coordinada del Gobierno de la República y la administración estatal, a fin de garantizar el derecho al sufragio de la ciudadanía oaxaqueña. Según reportes preliminares del grupo de coordinación que encabeza la Policía Federal, 88 personas vinculadas al movimiento magisterial fueron detenidas, de las cuales 70 fueron aseguradas en el municipio de San Jacinto Amilpas, 11 en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec y siete más en el puerto de Salina Cruz. Por su parte, el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática acusó a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), Carol Antonio Altamirano, de operar a favor del PRI debido a que el mayor número de incidentes electorales se registraron donde sus candidatos podrían haber alcanzado la victoria. Luego de repudiar la violencia y condenar la destrucción de material electoral en los distritos de Tuxtepec, Teotitlán, Juchitán y Tehuantepec, cuestionó al magisterio porque “no hay congruencia democrática si un grupo social, por más amplio que sea o por legítima que pudiera ser su causa, decide que puede anular el derecho de un sector de los ciudadanos oaxaqueños”. El expriista dijo que “no es ninguna victoria democrática dejar a algunas personas sin ejercer un derecho, ni tiene nada de positivo alejar a los ciudadanos de la toma de decisiones”. Y agregó que “el PRD observa con preocupación la debilidad de la acción de las fuerzas federales, que fueron desplegadas precisamente para resguardar el ejercicio del voto ciudadano. Demandamos con urgencia que protejan de manera efectiva el momento del cómputo en las casillas para evitar cualquier acto de violencia”, puntualizó. A su vez, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca pidió la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que emitiera medidas de protección para garantizar la seguridad e integridad de la población oaxaqueña. El organismo defensor estatal inició el expediente DDHPO/CA/0688/(01)OAX/2015, en el cual hace del conocimiento de la CNDH que el viernes 5 de junio último arribó a la capital de Oaxaca un contingente de elementos de la Gendarmería Nacional. La Defensoría también informó a la CNDH que ese mismo 5 de junio, en Salina Cruz y Huatulco atracaron varios buques de la Marina Armada de México con equipo táctico antimotines para garantizar la realización de las elecciones. Además, durante la madrugada del 6 de junio, los cuerpos de seguridad federal realizaron algunas acciones para desalojar los sitios tomados por profesores en las ciudades de Huajuapan de León, Tlaxiaco, Pinotepa Nacional, Tuxtepec y Salina Cruz. Las medidas de protección fueron dirigidas al subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, a quien se le solicitó girar instrucciones para realizar las medidas necesarias que garanticen la seguridad de integridad de la población.

Comentarios