Investiga la CNDH ejecución extrajudicial de 3 migrantes en Sonora

martes, 9 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación por la probable ejecución extrajudicial de tres migrantes centroamericanos, cuyos cuerpos fueron hallados el pasado 5 de junio en las inmediaciones del Cerro de la Mesa, en Caborca, Sonora. Asimismo solicitó medidas cautelares al comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, para que a los 13 migrantes que están en las instalaciones de la estación migratoria de Hermosillo, Sonora, se les brinde atención médica y psicológica, asistencia consular y se les informe “ampliamente” sobre sus derechos. Con la finalidad de hacerse llegar información sobre el caso, el organismo solicitó información por escrito al director general de Derechos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a la directora general Jurídica de Derechos Humanos y Transparencia del INM, al procurador general de Justicia de Sonora. También al presidente municipal de Caborca, Sonora; al director general de Procuración de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación (Segob) y al secretario ejecutivo de Seguridad Pública de Sonora. Desde el pasado 5 de junio, señaló la CNDH en un comunicado, personal de la Oficina Foránea del organismo en Nogales, Sonora, acudió a las instalaciones de la estación migratoria del INM en Hermosillo, donde entrevistó a los 13 centroamericanos que fueron rescatados del lugar de los hechos, dos de los cualas recibieron atención médica por deshidratación. Al día siguiente, la CNDH se comunicó vía telefónica con el procurador sonorense, quien informó de la existencia de una averiguación previa y confirmó el hallazgo de tres cadáveres a los que ya se les estaban practicando las pruebas necesarias para su identificación. El 8 de junio la CNDH solicitó medidas cautelares al procurador de Sonora a fin de realizar las acciones necesarias para garantizar la correcta preservación de los cuerpos, conforme a las exigencias científicas y a las prescritas en las normatividades nacional e internacional. La CNDH indicó que dará seguimiento a la investigación que se realice, así como a la atención que el INM y la PGJ de Sonora proporcionen a las personas en migración hasta el regreso a sus respectivos países. El pasado 5 de junio el grupo de Coordinación Operativa, integrado por militares, agentes de Migración y policías de los tres órdenes de gobierno, rescató a 13 migrantes centroamericanos y halló a tres más ejecutados en un rancho ubicado al poniente de Caborca, Sonora, en el límite de la frontera con Estados Unidos. El rescate se derivó de una denuncia ciudadana interpuesta el pasado 2 de junio por el propietario de un predio ubicado en la región de El Plomo, en Altar, quien reportó a una persona desaparecida. Según el denunciante, un conocido le avisó que a sus terrenos ingresó un grupo de sujetos armados, sin precisar el objetivo de la intromisión. El grupo de Coordinación Operativa implementó estrategias de búsqueda para encontrar a la persona reportada como desaparecida y fue cuando localizó a los 13 migrantes, 11 de origen guatemalteco y dos salvadoreños. Los rescatados dijeron que formaban parte de un grupo de migrantes que pretendía cruzar de manera ilegal hacia Estados Unidos a bordo de varios vehículos. Sin embargo, detallaron que el pasado martes, en el lugar conocido como Cerro La Mesa, fueron interceptados por personas armadas que los agredieron a balazos. Para protegerse, se resguardaron entre el monte sin saber dónde quedaron sus demás compañeros.