EU investiga a Padrés por lavado de dinero

lunes, 27 de julio de 2015
MÉXICO D.F., (proceso.com.mx).- El gobierno de Estados Unidos se sumó a la investigación que realiza la Procuraduría General de la República (PGR) contra el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, por presunto lavado de 3.3 millones de dólares provenientes de sobornos del empresario Mario Aguirre, publica este lunes el diario Reforma. Según la publicación, desde el pasado 21 de mayo el Departamento de Justicia de la Unión Americana notificó a la PGR que había iniciado en Arizona una investigación contra el mandatario sonorense, a fin de fortalecer los canales de información en las distintas diligencias. No sólo eso. El 3 de junio y 8 de julio anterior se reunieron funcionarios federales en materia de procuración de justicia de ambas naciones para intercambiar información sobre las transferencias sospechosas realizadas por Confecciones Industriales SA de CV y No. 1 Sonora Aparel SA de CV. Ambas empresas relacionadas con Mario Aguirre fueron beneficiadas con un contrato de 260 millones de pesos para confeccionar los uniformes escolares entregados de manera gratuita desde 2010 a los niños de primaria y secundaria. La indagatoria contra Padrés Elías es liderada por la Dirección General de Control de Averiguaciones Previas de Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos de Amparo de la PGR. Esta fiscalía mexicana también solicitó el pasado 15 de mayo al Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda información y documentación de las empresas Dolphins CVS y Tenerife CVS, utilizadas por el gobernador y su hermano Miguel, para borrar el rastro del dinero obtenido supuestamente de manera ilegal en transferencias México-americanas. Al acecho El 6 de marzo, el periódico The Wall Street Journal documentó este presunto ilícito, al informar que la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP inició la investigación contra el jefe del Ejecutivo estatal. En aquel entonces, la investigación sobre las finanzas de Padrés y su hermano llegaron en momentos en que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en particular, y la clase política de México, en general, han sido sacudidos por escándalos de corrupción y conflictos de interés que han reducido drásticamente la popularidad del mandatario. Según el rotativo estadunidense, la averiguación de la Secretaría de Hacienda sostiene que el hermano del gobernador de Sonora, Miguel Padrés, transfirió 5.7 millones de dólares a una cuenta bancaria de Estados Unidos que abrió en 2012, a nombre de Tenerife CVS, una firma de responsabilidad limitada con sede en Holanda en la que supuestamente es el único beneficiario. Asimismo, depositó 522 mil dólares en otra cuenta estadunidense abierta por su hermano en 2011, a nombre de Dolphinius CV, otra sociedad de responsabilidad limitada con sede en Holanda en la que supuestamente él es el único beneficiado. En total, Padrés transfirió 8.9 millones de dólares de cuentas mexicanas a cuentas en bancos en la Unión Americana desde que su hermano subió a la gobernación en 2009, según la investigación. “Realizaron una serie de operaciones en el Sistema Financiero Nacional y extranjero, con recursos que posiblemente tienen un origen ilícito y con un alto grado de probabilidad se operaron con la finalidad de ocultar su origen, localización, destino o propiedad”, citó la investigación. Ante esto, el 24 de febrero, Padrés y su hermano Miguel dieron a conocer una relación completa de sus activos y préstamos pendientes. En conferencia de prensa, Padrés dijo que los cuatro hermanos tenían activos en conjunto por alrededor de 261.8 millones de pesos, la mayoría en propiedades y negocios heredados de sus padres. No hubo mención de las cuentas investigadas por la Secretaria de Hacienda. En la conferencia de prensa, Miguel Padrés dijo que tenía una larga carrera en negocios internacionales, que incluye la venta de autos Volkswagen a Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, la crianza del cotizado ganado wagyu, y la fabricación y venta de muebles. El hermano del gobernador declinó comentar sobre la investigación de la Secretaría de Hacienda.

Comentarios