Pide PNUD a México cerrar la brecha de desigualdad

viernes, 14 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La mexicana María Eugenia Casar, secretaria general adjunta del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), urgió a México a intensificar los esfuerzos para “cerrar la brecha” de la desigualdad a través de la movilidad social, y cumplir con los 17 objetivos que contempla la nueva agenda de desarrollo post 2015 que adoptarán los jefes de Estado en Nueva York en septiembre próximo. Casar recordó que la situación de la pobreza empeoró en México en los últimos años, tal como lo dio a conocer un estudio del Consejo de Evaluación de las Políticas de Desarrollo Social (Coneval) a finales de julio pasado, en el que destacó que durante los primeros dos años de mandato de Enrique Peña Nieto, dos millones de mexicanos adicionales cayeron en pobreza –aproximadamente dos cada minuto. Así, a finales del año pasado 55.3 millones de mexicanos vivían en la pobreza y un total de 95 millones de ciudadanos se encontraban en situación de vulnerabilidad. En una entrevista publicada este viernes en el diario ‘El Universal’, Ernesto Nemer Álvarez, subsecretario de Desarrollo Social y Urbano, aseveró que el incremento del número de pobres tiene que ver con el “crecimiento natural de la población”, ya que “de esos 2 millones de pobres, 1.1 nacieron en condiciones de pobreza”. El factor que explica los otros 900 mil radica en la caída del ingreso de los mexicanos que ganaban poco más de la línea de bienestar económico, abundó el subsecretario, fiel colaborador de Enrique Peña Nieto desde que éste fungía como gobernador del Estado de México. Otro informe, publicado en junio pasado por la organización Oxfam, exhibió la gravedad de la desigualdad en México, al estimar que menos de 1% de los mexicanos más ricos concentra 21% de los ingresos del país y 43% de toda su riqueza total. Según Oxfam, la cantidad de millonarios en México creció de 32% entre 2007 y 2012, mientras a nivel mundial esta tasa disminuyó 0.3% en el mismo periodo. En cambio, destacó que el salario mínimo mexicano se encuentra por debajo de la línea de pobreza –“no está ni cerca de ser suficiente para adquirir una canasta básica que provea de los nutrimentos mínimos indispensable para llevar una vida saludable--, y un hogar con un salario mínimo, añadió, está considerado en pobreza extrema. Los 17 objetivos de desarrollo post 2015 de la ONU buscarán, precisamente, poner fin a la pobreza, el hambre y reducir la desigualdad en el mundo mediante la garantía de los derechos humanos, la inclusión económica y la protección al medio ambiente.

Comentarios