Por "fichar" a beneficiarios, Morena denuncia a funcionarios de la SCT y Sedesol

MÉXICO, D.F. (apro).- Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, interpuso hoy una denuncia penal ante la PGR contra funcionarios de las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de Desarrollo Social (Sedesol) por presuntas violaciones a la privacidad, luego de “fichar” a beneficiarios que recibieron pantallas de televisión. De acuerdo con la denuncia, cuya copia obtuvo Apro, los operadores que entregan los televisores en el Distrito Federal exigen a los beneficiarios la credencial de elector y comprobante de domicilio. Además, les toman una fotografía y capturan sus diez huellas dactilares antes de asignarles un número de serie y un código de barras que corresponden a su nuevo aparato. De acuerdo con información que publicó La Jornada la semana pasada, la SCT entregó la tutela de los datos personales de los beneficiarios a la empresa Código Empresarial SA. Con base en un padrón y un manual operativo elaborados por la Sedesol, el programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) prevé la entrega de más de 13 millones de pantallas en anticipo al “apagón analógico” que hará inútiles los televisores hertzianos. “En ninguna parte (del manual operativo del programa TDT) se establece la toma de huellas dactilares para la entrega del beneficio”, asentó Batres, al insistir en que la conducta mencionada “constituye la violación flagrante a la privacidad de las personas y representa una forma de control e intimidación hacia su voluntad”. El líder de Morena acusó que “desconocemos bajo qué fundamento se están recabando estos datos personales sensibles, así como el resguardo y las medidas de seguridad de los mismos”. También recordó que “la práctica de tomar huellas dactilares sólo se realiza a personas acusadas de la comisión de un delito y/o a quienes ingresan a prisión para compurgar una sentencia”. No es la primera vez que el programa TDT desata la polémica: desde su arranque, la oposición criticó la entrega de televisores con fines políticos -en los paquetes de los aparatos aparece el logotipo “Mover a México”, una campaña de comunicación del gobierno federal- y electorales. Así, a pesar de los programas de blindaje electoral puestos en marcha dos meses antes de los comicios del 7 de junio, la entrega de televisores continuó en distintas municipios mexiquenses en medio de la campaña electoral. Eso fue el caso de Ecatepec, Atizapán y Cuautitlán Izcalli, entre otros, donde la entrega de televisores arrancó el 22 de mayo y terminó después del 28 de junio. En otra gran cantidad de municipios mexiquenses, la entrega se detuvo apenas una semana antes de la jornada electoral. Entre finales de noviembre de 2014 y enero anterior, Morena, el PAN y Movimiento Ciudadano (MC) exigieron a la autoridad electoral que impusiera medidas cautelares para eliminar el logotipo “Mover a México” o frenar la entrega de pantallas durante la campaña electoral. El 31 de marzo, el TEPJF desechó las quejas al argumentar que los colores del logotipo “Mover a México” no coincidían con los del PRI, sino con la Bandera nacional, y que los tiempos de entrega forman parte de una política pública que el gobierno federal “programó con antelación a los procesos electorales en curso”. Hoy, la SCT abrió oficialmente una nueva ronda de licitación –la SCT-FI-10-07– que prevé la compra de 3 millones 599 mil televisores de 23.5 pulgadas, pantallas que serán repartidas en 23 estados de la República entre septiembre y noviembre próximos. “Acción intimidatoria” Entrevistado fuera de la sede de la PGR, Batres señaló que la queja se extiende a todos los funcionarios de ambas dependencias que resulten responsables por violación a la Ley Federal de Protección de Datos Personales y al Código Penal federal. “Se están violando estos ordenamientos al pedirse esta información que no está establecida ni en la ley ni siquiera en el programa operativo en la entrega de estas pantallas de televisión. Se trata de una acción no sólo completamente violatoria de la ley, sino absolutamente intimidatoria y de control a la que se ha atrevido el actual gobierno federal”, acusó. En su opinión, esta medida responde a la “caída libre” en la que se encuentra Peña Nieto ante la opinión pública, así como la mala imagen del PRI, por lo que su única opción de mantenerse en el poder, dijo, es mediante el miedo y el control de la población. En su intervención, la secretaria general de Morena, Bertha Luján, añadió que presentaron como pruebas documentales el programa operativo de la Sedesol para la entrega de pantallas, en el que no se incluye la toma de huellas dactilares y lo mismo sucede en el programa de transición a la televisión digital terrestre que publicó la SCT. “Evidentemente es una medida que está fuera de norma, no tiene ninguna justificación”, señaló. “Limpiar la elección” Luján destacó que también apoyarán otras denuncias ante la Fepade y PGR, así como ante el Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF), interpuestas por residentes de Coyoacán, debido a la entrega de la tarjeta “Por Ti” a cambio del voto, pero cuando fueron a recoger el dinero presuntamente depositado, les respondieron que no había fondos porque en los lugares donde habitan “no fue beneficiado el PRD”. “Tenemos dos quejas presentadas ante la Comisión de Derechos Humanos y la Contraloría General del DF, en donde más de mil 300 personas denuncian que les entregaron la tarjeta a cambio del voto a favor del PRD, y que en el momento en que van a exigir los fondos les responden que los resultados electorales en los lugares donde viven no fueron los esperados y, por tanto, no hay fondos”, acusó. En cuanto a la postura del presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, sobre buscar a Morena para una eventual alianza, Batres aseguró que aceptarían “si se limpia la elección en el DF”, y ello tendría que analizarlo el Consejo Nacional, pero si no se realiza esta acción, “no hay nada de qué hablar”. “Lo que pasó en la Ciudad de México es inadmisible. Aquí siempre ha sido el faro de la democracia desde que hay elecciones locales, y resulta que llegan las prácticas de defraudación electoral. ¿Cómo creen?”, inquirió. Batres aceptó que “hasta el momento” no les creen a los perredistas que quieran una alianza. “Si les interesara, limpiarán la elección”, reiteró. “Hay que celebrar”: Navarrete En respuesta, el presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, celebró que su homólogo de Morena, Martí Batres, haya aceptado un eventual acercamiento siempre y cuando se “limpie la elección” en el Distrito Federal, donde acusó diversas irregularidades. En rueda de prensa destacó: “Pues hay que celebrar que hay una primera respuesta donde se abre un pequeño espacio para el encuentro. Ningún diálogo puede ser productivo y respetuoso si tiene condicionantes previos, pero nuestra Comisión de Diálogo tendrá materia ya para poder tender los puentes suficientes y establecer contacto con el Partido del Trabajo, con el Movimiento Ciudadano, con Morena y con organizaciones populares y sindicales, con organizaciones campesinas y un abanico muy amplio de personalidades de las sociedad”, subrayó.

Comentarios