Virtual líder nacional del PRD, con pasado priista

miércoles, 26 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con su reciente afiliación al PRD, el académico, periodista, político y diplomático regio Agustín Basave Benítez se perfila para ser el próximo presidente nacional del partido, luego de ser electo diputado federal y hacer carrera política al lado del extinto priista Luis Donaldo Colosio. “Sí, la respuesta es sí, sí quiero, sí aspiro, sí me interesa y sería un privilegio para mí, pero falta mucho tiempo, faltan muchas cosas, faltan más de tres semanas para el Congreso Nacional” donde se renovará la presidencia del PRD, aceptó en rueda de prensa. También descartó que su pasado colosista perjudique sus aspiraciones, aunque admitió que tuvo una gran amistad con el malogrado candidato presidencial, pues fue su jefe y aprendió mucho del sonorense. “Entonces si de lo que se trata de decir es que fuiste colosista, sí, sí lo fui y a mucha honra”, acotó. Más aún, Basave rechazó sumarse a alguna “tribu” del PRD, y atajó que será “un afiliado más”. No obstante, admitió que ayer por la noche se reunió con Jesús Zambrano, de Nueva Izquierda (NI), cuando se votó para definir coordinador y vicecoordinador de la bancada en San Lázaro. “Guardo una relación cordial y respetuosa tanto con Jesús Zambrano como con Jesús Ortega”, aclaró. Basave destacó que sería utópico desaparecer las corrientes del perredismo porque existen en diferentes partidos del mundo. El problema, dijo, recae en que para muchos perredistas la lealtad a la “tribu” es mayor que al partido “y eso debe cambiar”. “Es un vicio que existe en el PRD, no la existencia de las corrientes per se, esa formación de corrientes que creen algunas veces que el adversario está adentro y no afuera y que ponen por encima a su corriente sobre el partido, eso es lo que hay que cambiar. Hay que crear las condiciones para que quede claro que la primera lealtad es al PRD y después a su corriente”, ofreció. Agustín Basave militó en el PRI hasta enero de 2002 tras intentar la refundación del partido para transformarlo hacia la socialdemocracia. Más tarde, entre 2005 y 2006, se sumó a la campaña de la coalición Por el Bien de Todos que impulsó a Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial. Y entre 2007 y 2008 presidió el Consejo Consultivo del Frente Amplio Progresista (FAP), que nació tras la denuncia de fraude en la elección presidencial de 2006 que llevó al poder al panista Felipe Calderón. Respecto de su pasado priista, señaló que esto no condena el futuro del PRD, ya que el partido quedaría mermado por ello, pues “hay muchos, hay muchos conspicuos perredistas, líderes importantísimos del PRD que provienen de las filas del PRI, que provienen del ala izquierda del PRI, y que yo creo que han hecho un trabajo tan importante como lo han hecho los demás”. En su turno Ifigenia Martínez, fundadora del PRD y presidenta de la Coalición para la Transformación del PRD, dio la bienvenida a Basave al partido dando lectura a su currículum, donde destacó su actuación como embajador de México en Irlanda, de 2001 a 2004. Por su parte, Basave recordó que el PRD le abrió sus puertas hace 13 años a través de conferencias, foros e invitaciones como observador a consejos nacionales del partido. Además, fue precandidato a diputado federal por este instituto político en dos ocasiones y el mismo número como candidato, para finalmente ser ya legislador electo. Enseguida compartió que el martes 25 fue a casa de Ifigenia a contarle de sus intenciones por ser perredista, y ésta le dijo una frase que le encantó: “Pero Agustín, si en realidad tú siempre has sido perredista, sólo te falta la credencial”. “Vengo a sumar, vengo a ayudar, vengo a tratar de traer al partido a muchas personas que se han alejado: jóvenes, intelectuales, académicos, profesionistas, a la sociedad civil. Si yo puedo ser conducto para que algunos de ellos se acerquen al partido, trabajen en el partido, militen en el partido, creo que esta afiliación no habrá sido en vano, y si yo puedo contribuir a sacar al PRD de estos momentos difíciles en los que está, habré puesto mi grano de arena”. En una entrevista, prosiguió, “que me hicieron hoy, sostuve que subirse al barco cuando las aguas están tranquilas y el viento sopla a favor, no tiene mérito; embarcarse en momentos de tormenta puede hacer la diferencia”, indicó. En su opinión, la transición democrática del país sólo culminará cuando el PRD gobierne al país.  

Comentarios