Avanzan en Cancún acuerdos para controlar compraventa de armas

jueves, 27 de agosto de 2015
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La Primera Convención de Países Parte del Tratado sobre Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés) celebrada en este destino turístico, concluyó con la definición de los primeros pasos para implementar mecanismos de control para la venta de armamento, pero las operaciones no serán públicas. En el cuarto y último día de la convención, que se llevó a cabo en un hotel entre Cancún y Puerto Morelos, también se eligió a la ciudad de Ginebra, Suiza, como sede permanente del Secretariado para el Tratado sobre Comercio de Armas y se eligió como secretario ejecutivo al sudafricano Simeon Dumisani Dladla. En su opinión, se dieron los primeros pasos firmes para que la transferencia de armas sea regulada “y asegurarnos que no caigan las armas en las manos incorrectas”. El siguiente reto es, dijo, que todos los países implementen mecanismos para no haya transferencia irregular de armas. “Los países que están aquí están comprometidos para asegurarse que tiene que haber una prevención en la transferencia de armas, aunque cada país tiene que hacer su trabajo estableciendo reglas en casa para prevenir la trasferencia irregular de armas”, dijo. Sin embargo, quedó pendiente una de las principales exigencias de organizaciones de la sociedad civil, que también se dieron cita en esta convención: hacer público el reporte de compra-venta de armas de los países. Para Jorge Lomónaco, embajador de México ante organismos internacionales en Ginebra, y presidente de esta primera convención de países parte del ATT, los resultados de este foro estuvieron “muy por encima de las expectativas”, pues se definió una base de organización e implementación para el tratado del comercio de armas. Pero reconoció que “falta reafirmar” el tema de los reportes de la venta de armas, que por lo pronto nos serán públicos. “Se aplica el tratado como está y se deja abierta la posibilidad para que todos presentemos nuestros reportes de manera transparente”, dijo, pero eso no será obligatorio. Por lo pronto, los países signados deberán presentar un reporte inicial en lo que resta de 2015, y a partir de mayo de 2016, un reporte anual. Al respecto, Ana Macdonald, directora de la coalición “Armas Bajo Control” comentó que los representantes de la sociedad civil están “decepcionados” porque los países no acordaron publicar su reporte de venta de armas. “Nos preocupan las plantillas de reportes de los Estados, no hay el compromiso de que sean públicos”, lamentó. Cada estado, enfatizó, tendrá la prerrogativa de publicar o no los reportes que entregue a la Secretaria Ejecutiva de la Conferencia del ATT por lo que, advirtió, “pugnaremos para que los reportes sean públicos”. Macdonald consideró “muy positivo”, que dentro de este primer foro se permitió el acceso a sociedad civil y se acordaron las reglas del encuentro, que las votaciones fueran por mayoría y no por consenso.  

Comentarios