Pasarela, "línea" y buenos deseos en el arranque de la LXIII Legislatura

sábado, 29 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El general retirado Virgilio Méndez Bazán, quien persiguió por Monte Líbano y Las Tacitas al Subcomandante Marcos del EZLN en 1995 se instaló en su curul, en el mismo entorno de la legisladora Paloma Guillén, hermana del sub, ambos como parte del PRI en la LXIII Legislatura que hoy arrancó. Desde sus asientos los nuevos diputados federales votaron siguiendo la línea de sus coordinadores: todos por el perredista miembro de la corriente de Los Chuchos, Jesús Zambrano. Al asumir el cargo, que no recibió respaldo unánime pues 12 diputados votaron en contra y 32 se abstuvieron, el firmante del Pacto Por México, Zambrano Grijalva, adelantó que llevará una relación “de respeto y colaboración” respecto al Ejecutivo federal y el Judicial, pero nada dijo sobre el impulso y designios de dos miembros del gabinete que lo llevaron a dicha posición. Destacó en su discurso el trabajo de las diputadas mujeres, lo que le valió un aplauso espontáneo; se comprometió además a ser “respetuoso” de la pluralidad del Congreso. Pasadas las 11 de la mañana, César Camacho Quiroz, coordinador de los 202 diputados, arribó al salón de plenos acompañado por Ivón Ortega, quien se quedó en el camino para presidir la Cámara de Diputados. La dupla de Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño le cerraron el paso en pos de la sobrevivencia legislativa. A la una de la mañana de hoy, Ortega aún pugnaba por cuando menos una vicepresidencia. Pero la orden que la tarde del viernes dio el presidente de la República a César Camacho fue: en la vicepresidencia va Bárbara Botello. La guanajuatense comentó después de ello: “soy de la corriente del Edomex”, y se fue a tomar su lugar en donde no figura diputado alguno de dicha entidad. Los más de 40 legisladores del Edomex, encabezados por Alfredo del Mazo, primo del presidente de la República, pasaron casi inadvertidos; caso contrario fue el de Jorge Carlos Ramírez Marín, quien aunque pocas veces fue visitado en su curul, no pasó desapercibido y menos aún su distanciamiento con Ivón Ortega. La más solicitada por los reporteros fue la actriz Carmen Salinas que no dejaba de repetir lo nerviosa que estaba. Con mucho ánimo para apoyar a sus paisanos de Coahuila. Y ya empezó. Contó que durante la visita a Los Pinos pidió a Aurelio Nuño, nuevo titular de la SEP, que le dé una manita de gato a la escuela donde estudió, la primaria Alfonso Rodríguez. La respuesta fue inmediata: “La vamos a arreglar y ahí estará usted”, le dijo Nuño. Y mientras unas legisladoras no dejaron de placear, otras actuaron discretas y prudentes, fue el caso de Sylvana Beltrones, hija del presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien como Nuño entró en el carril de la carrera presidencial. La primera vez que Sylvana Beltrones pisó el recinto fue hace 10 años, cuando recién terminaba la carrera de Derecho y su padre asumía la presidencia de la Mesa Directiva, “¿de qué se trata esto?”, comentó en aquella ocasión. Y hoy de las gradas, la hija discreta de Beltrones pasó a ocupar una curul. La legisladora que sí se hizo sentir fue Mariana Tiburcio, exsubprocuradora de PGR, afín a Jesús Murillo Karam y fuerte aspirante a la gubernatura de Oaxaca. “Voy a trabajar por las zonas estratégicas donde se incluye a Oaxaca”, dijo. Y un priista que se vio muy entusiasta fue Baltazar Hinojosa, quien peleará a Paloma Guillén la candidatura para el gobierno de Tamaulipas. Pero antes deberá vencer a Estefan Chidiac (el exfuncionario de la maleta y exdirector  de Bansefi) y a Alfredo del Mazo en su búsqueda por la presidencia de la codiciada comisión de presupuesto. De los legisladores panistas Cecilia Romero fue la más buscada mientras que el vencedor de los partidos fue Jesús Manuel Clouthier, diputado independiente. Y para aminorar un poco el descrédito de partidos y diputados, por vez primera algunos legisladores renunciaron al seguro de gastos médicos a que tienen derecho. Se trata de 121; 35 de Morena, 25 de MC y 61 del PRD. Al parecer consciente del rechazo natural de la ciudadanía a los legisladores, Zambrano destacó en su toma de protesta como presidente del Congreso que la sociedad espera un buen desempeño de los diputados y con capacidad para responder “a los graves momentos  del país”. Por ello, afirmó, se atenderán los cuatro grandes males: pobreza, desigualdad, corrupción e inseguridad. Los diputados recibirán el tercer informe presidencial y el vencedor de los partidos, Jesús Clouthier, fijará posición como el primer diputado independiente que gana una elección en la historia mexicana.

Comentarios