Psicóloga de la UNAM gana concurso internacional sobre diversidad

lunes, 31 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La discriminación hacia mujeres, indígenas y homosexuales será el tema central de tres cortometrajes elaborados por Rosa María Ramírez de Garay, psicóloga de la UNAM quien ganó uno de los 10 apoyos internacionales del Concurso sobre Diversidad, organizado por la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés), la Fundación UNHate y la empresa United Colors of Benetton. El certamen estuvo dirigido a jóvenes de 18 a 30 años de todo el mundo que tuvieran propuestas contra la intolerancia y a los ganadores se les entregó un incentivo económico para financiar sus proyectos. Con el incentivo económico que obtuvo la psicóloga, maestra en psicoanálisis y alumna de doctorado de la Facultad de Psicología (FP) financiará tres materiales para mostrar las miradas, intenciones y actitudes despectivas o agresivas hacia los grupos más vulnerables de la sociedad mexicana. “Me interesa que los cortometrajes pongan al espectador en los zapatos de personas discriminadas, que muestren el efecto de las palabras, las acciones y las miradas (de desprecio o extrañeza) hacia su persona. En especial, quiero mostrar la discriminación más sutil, que no parece evidente, pero está ahí”, afirma la también profesora de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS). Los cortometrajes los realizará con el apoyo de Ulises Vidal, exalumno de la carrera de Comunicación y su idea es grabar un día en la vida de una mujer, un indígena y un homosexual a través de una cámara subjetiva que ofrezca al espectador el punto de vista del protagonista, así como las experiencias de discriminación que padece en su vida cotidiana. Según Ramírez de Garay, cada corto durará sólo cinco minutos, pero serán suficientes para mostrar la discriminación que padecen mujeres, indígenas y homosexuales. Además de los cortometrajes, la profesora de la UNAM también pretende medir el impacto social que produzcan en quienes los vean. “Pensamos crear unas cabinas portátiles que se instalarán en plazas públicas y parques, donde las personas puedan ver alguno de los cortometrajes. Al salir de la proyección les daremos información sobre el tema de la discriminación y la intolerancia, la dirección de una página web (que está por crearse) para que vean los demás, y una encuesta para medir el impacto social de este trabajo”, señala.

Comentarios