Realizan en Oaxaca velada por periodistas asesinados en el país

jueves, 6 de agosto de 2015
OAXACA, Oax., (apro).- El apoderado legal de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez, mejor conocido como el “padre Uvi”, encabezó anoche una velada en memoria de los periodistas asesinados en el país, acto al que asistió, entre otros, el pintor Francisco Toledo. En el exconvento de Santo Domingo, el padre Uvi hizo un llamado “a poner un alto a los asesinatos, alto a los agravios, alto a las amenazas y ¡que viva la libertad de expresión!”. Frente a un féretro rodeado de flores y veladoras, así como de una lona donde reclaman justicia, y de otra con los rostros del fotoperiodista Rubén Espinosa y de la activista Nadia Vera, el religioso condenó “a los gobiernos tiránicos que pretenden sepultar la libertad de “expresión”. “Una sociedad que no defiende la libertad de expresión, que no valora a sus periodistas, es una sociedad que está condenada a que la pisoteen. Y no puede haber democracia sin respeto al ejercicio periodístico y a la libertad de expresión”, reforzó. Ataviado en una sotana blanca, el padre Uvi dijo: “Hoy quiero orar en esta velada de apoyo a los compañeros caídos, quiero orar para pedirle a Dios que ponga un freno, un alto a los asesinatos, a todos los gobiernos tiránicos, poderes fácticos que aplastan la libertad de expresión”. “Quiero orar por todos ustedes para que el trabajo que realicen siga siendo conocer la verdad en esta sociedad tan agraviada”. Francisco Toledo, con una imagen de Rubén y una vela blanca entre sus manos, también se solidarizó con el gremio periodístico y las cuatro mujeres que fueron asesinadas el 31 de julio en la Ciudad de México. Cientos de académicos, artistas, defensores de derechos humanos y periodistas de distintas agrupaciones atestiguaron el acto a la luz de veladoras y un rayo láser que proyectó frases que sintetizaban la rabia por la agresión y muerte de comunicadores. En una de las secuencias expuestas en los muros del templo, bajo una imagen del gobernador Javier Duarte, se advertía: “Veracruz, 62% del total de periodistas asesinados”, “El 31 de julio de 2015 torturaron y ejecutaron a cinco personas en el Distrito Federal”, “Rubén Espinosa, fotoperiodista amenazado”, “Nadia Vera, de #YoSoy132 Xalapa, amenazada”, “Crimen de estado”, “Duarte asesino”, “2015, cuatro periodistas asesinados: Veracruz 2, Oaxaca, 2” y “88 periodistas asesinados en 15 años”. En la improvisada tribuna pública el tataranieto de Francisco Zarco, Fernando Gálvez de Aguinaga, resaltó que todas las víctimas de esta violencia ya se cuentan por decenas de miles, lo que refleja que “el país requiere de un cambio profundo, cambio de rumbo porque no es posible que el derecho mínimo a la vida no sea garantizado por el Estado y sus instituciones”. Luego vino un pase de lista por parte de Jazmín Gómez, de pagina3.mx, quien recordó a los periodistas recientemente masacrados. “Exigimos justicia para Rubén Espinosa de Veracruz”, “¡Justicia!” fue la respuesta; “Justicia para Filadelfo Sánchez Sarmiento, de Oaxaca”, “¡Justicia!”, y “Justicia para Edgar Hernández, de Oaxaca” “¡Justicia!... Finalmente se hizo hincapié en que las autoridades “no sólo fallan a los periodistas, le están fallando a un país en donde reina la impunidad”.

Comentarios