Reconocimiento a activista provoca escisión en organizaciones de Querétaro

viernes, 11 de septiembre de 2015
QUERÉTARO, Q. Roo., (proceso.com.mx).- La activista Aleida Alejandra Quintana Ordaz fue reconocida con la presea “Dra. Cecilia Loría Saviñón”, otorgada por la Red de Mujeres Feministas en Querétaro, en un acto realizado en un recinto del Poder Legislativo. El acto fue interrumpido por un grupo de familiares de personas desaparecidas que habían solicitado públicamente a la activista rechazar dicha presea. Con la foto en las manos de una de sus desaparecidas, Yadira González interrumpió al invitado especial de la Red de Mujeres Feministas, el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, segundos después de entregar el reconocimiento. Otros familiares de personas desaparecidas se aproximaron al presídium y mostraron las fotos de sus seres queridos, mientras Yadira afirmó: “No reconocemos el trabajo en el tema de desaparecidos. Ella no ha trabajado por nosotros. Ella no se ha unido a todas estas familias que estamos aquí”. La presencia de los inconformes desató la molestia de los seguidores de Aleida. "¡Fuera! ¡Fuera!". Fue el padre Solalinde quien solicitó calma, a la petición se sumó la propia Aleida, quien dijo que quería escuchar a la mujer inconforme. Yadira continuó: “Así como Aleida dijo y en esto estoy a su favor, alcemos la voz. No queremos que se reconozca a la señorita por el tema de desapariciones en Querétaro, porque ella no se ha acercado a nosotros a ayudarnos”. “Aquí el punto es que las familias no estamos reconociendo la labor que Aleida está haciendo”, finalizó. Yadira se dirigió a la salida del salón, junto con el resto de familiares de personas desaparecidas, en medio de los gritos de "¡Aleida! ¡Aleida!" Solalinde tomó la palabra y dijo a las inconformes que su compromiso era con ellos, pero pidió no excluir a otras personas. “El problema no es si estamos con ustedes, estamos para reconocer cualquier lucha, no hay que excluir a nadie, Aleida tiene suficientes méritos para que se le de ese reconocimiento y se lo vamos a entregar”, afirmó. Mientras se retiraban, una de las familiares de personas desaparecidas expuso que a ellas si las reconocía el gobierno, en alusión al seguimiento constante que han dado a los casos de sus seres queridos, como ocurrió con una reunión con autoridades y la Comisión de Derechos Humanos el día de ayer. “¡Nosotros sí trabajamos! ¡A nosotros sí nos reconoce el gobierno, a esa mujer no!”, gritó. La afirmación de la familiar de desaparecidos no fue tomada de manera positiva por el sacerdote, quien si bien comentó que estaba bien que la reconociera gobierno, cuando los familiares de desaparecidos se habían retirado, pidió un aplauso para “los enviados del gobierno”. Lamentan división “Estamos consternadas y también impotentes porque ¿a quién le corresponde restablecer el tejido social? nosotras somos muy poquitas y realmente ese diálogo, paz, restablecimiento del tejido social, creo que es una tarea de quienes tienen el gobierno, el presupuesto, los programas, las instituciones, la Universidad”, consideró Gisela Sánchez Díaz de León, de la Red de Mujeres Feministas. Gisela insistió en que el movimiento de mujeres feministas es solidario con las causas de los desaparecidos, e incluso, recordó que también ha invitado a Brenda Rangel Ortiz, quien está al frente de la organización Desaparecidos Justicia, cuyos integrantes son varios de las familias que acudieron a la Legislatura a protestar por el reconocimiento a Aleida. “Es muy lamentable que haya ocurrido este desencuentro, porque es una imagen de la ruptura del tejido social y volver a retejerlo, volver a dialogar, a articularnos como movimientos sociales que somos, pues eso le correspondería apoyar a las instituciones y a los medios también, ser responsables de no abrir más encono entre organizaciones hermanas”.

Comentarios