Telcel y MVS ganan juicios a Iusacell y Televisa

viernes, 18 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Las empresas Radio Móvil Dipsa, propietaria de Telcel, y MVS Radio ganaron en procesos judiciales por separado a Iusacell y a diversas filiales e Televisa. Se trata del segundo revés en menos de 24 horas que sufre la empresa de Emilio Azcárraga en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones. El Colegiado decidió sobreseer el juicio iniciado por diversas filiales de Televisa para oponerse al acuerdo de la secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con la empresa MVS Radio para la explotación de la banda 2.5 gigahertz. Los magistrados consideraron que las filiales de Televisa carecen de interés legítimo para promover el juicio; es decir, que el acuerdo de la SCT y MVS Radio y otras empresas no afecta sus derechos. Las filiales de Azcárraga buscaban sumarse a la explotación de esa banda de radiofrecuencia. El Tribunal explicó que el fallo acata un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que la SCT iniciara el rescate administrativo de la banda y negociara nuevas reglas de uso con los titulares de los derechos. La SCT ofreció a 18 concesionarios la prórroga de su concesión a cambio de reducir los segmentos de la banda que utilizaban. Como resultado, ese grupo de concesionarios se quedó con el equivalente de 60 megahertz (MHz), lo que permitió a la secretaría disponer de 130 del total de 190 MHz. El fallo sigue al anunciado el jueves por el mismo Tribunal Colegiado para que Grupo Televisa cumpla con las reformas en materia de telecomunicaciones, en especial con el principio del must carry y must offer, con el fin de permitir a la televisión de cable la retransmisión de su señal de manera gratuita y no discriminatoria. La misma instancia judicial anunció el viernes también su decisión de sobreseer un juicio promovido por diversas empresas telefónicas, entre ellas Iusacell, para que se mantuviera una multa de casi 12 mil millones de pesos, la más alta de su tipo, impuesta a Radiomóvil Dipsa, propietaria de la marca Telcel. Los magistrados establecieron que la empresa sancionada cumplió entre 2011 y 2014 con los compromisos acordados con la Comisión Federal de Competencia (Cofeco), como reducir las tarifas de interconexión, con lo que quedó sin efectos la multa. En una sentencia previa, anunciada el jueves, el Colegiado le negó a Radiomóvil Dipsa un amparo que había iniciado en 2009 en contra del Plan Técnico Fundamental de Interconexión e Interoperabilidad (PTI), elaborado por la entonces Comisión Federal de Telecomunicaciones, actual Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

Comentarios