Hubo inusual disminución de sanciones por corrupción en el gobierno federal

miércoles, 2 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Los servidores públicos y contratistas o proveedores del gobierno de Enrique Peña Nieto fueron muy honestos el último año, o la Secretaría de la Función Pública (SFP) perdió eficacia, pues una revisión del anexo estadístico sobre los motivos de sanción arroja una disminución en los principales resultados. Las estadísticas de sanción por actos de corrupción o deshonestidad en el servicio público estuvieron ausentes durante el mensaje que rindió el presidente Peña Nieto con motivo de su tercer informe. Como si se tratara de un mismo tema, transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción fueron planteados por el mandatario como cosas por hacer o herramientas que recién iniciaron. De resultados, nada. El anexo estadístico del informe presidencial, disponible para consulta pública en el micrositio creado por la Presidencia al efecto, da cuenta de una disminución extraordinaria de casos de sanción. Una reducción en la cantidad de observaciones detectadas y también en el número de responsables por fallas resultantes de auditorías o por quejas de conductas ilícitas. En 2013, la SFP determinó 10 mil 456 observaciones derivadas de auditoría gubernamental, de la cuales 621 resultaron en presunta responsabilidad. Era el cambio de administración y los casos se referían a los años anteriores. En 2014, determinó 9 mil 935 observaciones, pero sólo hubo presunta responsabilidad en 348 casos. La disminución es drástica al comprar los casos de 2013 al 2015: sólo determinó 4 mil 752 observaciones y encontró la presunta responsabilidad en 109 casos. Las sanciones a proveedores y contratistas también registran una baja considerable: en 2013 se impusieron 250 sanciones; en 2014, 286, pero para 2015 sólo hubo 104 sanciones. Las sanciones a servidores públicos, revisados por motivo, mantienen la tendencia a la baja en los procesos: Por negligencia administrativa, en 2013 hubo 3 mil 189 sanciones; en 2014, 3 mil 651, y en 2015, mil 891. Por contratación, en 2013 hubo 298 sanciones; 281 en 2014, y sólo 141 en 2015. Por violación a leyes y normas presupuestarias en 2013 hubo 690 sanciones; 488 en 2014 y, en 2015, sólo 170. En tanto, por abuso de autoridad, los casos de sanción en 2013 fueron 368; en 2014, sumaron 797 y, en el presente año, sólo 120. Por deshonestidad la estadística refleja que en el primer año de gobierno hubo 109 sanciones; 112 en el segundo y sólo 21 en el presente año. Finalmente, por mala presentación de declaración patrimonial, el primer año del peñismo hubo 6 mil 932 servidores públicos sancionados; al segundo año, se elevó a 11 mil 608 casos, mientras que este 2015 sólo se acreditaron 3 mil 149 casos. En 2015 no hubo otros motivos de sanción, pues el indicador estadístico en la columna “otros (motivos)” exhibe un “cero”. Desde noviembre pasado, con las revelaciones periodísticas sobre la adquisición de casas por parte del presidente Enrique Peña Nieto, su esposa Angélica Rivera y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, a contratistas que además los financiaron y recibieron en los años siguientes millonarios contratos de obra, el mandatario ha sido insistente en que su gobierno está comprometido con el combate a la corrupción, anunciando diferentes acciones en materia de transparencia.

Comentarios